lunes, 19 de agosto de 2013

Relaciones




Así comienza el juego. Dos deciden jugar, uno lanza la pelota y el otro la recoge y viceversa. Se establecen las normas, la raya que separa, el limite que no debe cruzarse. El juego no es fácil. A veces se gana, a veces se pierde, pero  aunque lo olvidemos y parezca otra cosa, sigue siendo un juego.

9 comentarios:

MAGAH dijo...

Dejame caer en una frase hecha: "La vida es un juego"

Beso enorme!

TORO SALVAJE dijo...

Todo es un juego.
Si.
Al final, perdemos.

Besos.

mjromero dijo...

El problema es la línea, lo que no debe cruzarse. a veces apetece saltarse todas las líneas, a veces deberían saltarse todas las líneas, pero què sería de un juego sin reglas, sin normas?
el vídeo es muy interesante, hay dos mundos, uno a cada lado d ela línea.
Un abrazo.

yo misma dijo...

Hay cosas con las que no se debería jugar nunca..hay líneas que no deberían estar. un beso.
Pásate por mi blog, que alude al tuyo en la última entrada.

emejota dijo...

Un juego, sí, conviene recordarlo cuando jugamos a sufrir, ayudaría a relativizar y hasta a reirse de uno mismo. Bs.

Anónimo dijo...

Un tanto para MJ!!!

cereza dijo...

Un juego donde todas personas que juegan deben saber a que juegan principalmente para jugar bien.

Esilleviana dijo...

Creo que lo más interesante y atractivo del juego es que en todo momento se sabe que se puede dejar de jugar, no existe la obligación de jugar cuando no te apetece. Por eso a los niños y mayores les gusta jugar porque no existe deber ni compromiso.

Espero que siempre tengas deseos de jugar ;)

un abrazo

Nosu dijo...

lo malo es cuando uno coge la pelota y sale corriendo.