No mates al mensajero













Una breve reflexión a propósito de la propuesta del señor Marina acerca de que los profesores debemos ser evaluados y cobrar según el rendimiento que tenga en las aulas. Hacía mucho tiempo que no oía un disparate de tal calibre ¿Igualmente se pedirá a los demás funcionarios del estado esta medida? ¿Se evaluará de igual manera el trabajo de los médicos, jueces y políticos para pagarle según sus resultados? 
Señor Marina, actúa usted como un pirómano cuando intenta enfocar el problema en los profesores, cuando son los más castigados de este sistema obsoleto que llamamos escuela. Si su propósito fue dignificar nuestro trabajo no entiendo cómo comienza por cuestionarlo. No sé cuánto tiempo hace que usted no pisa las aulas o si estuvo dando clase a más de treinta alumnos, por hora, en secundaria pero, si así fue, seguramente ya olvidó lo que es impartir clase hoy en día.
Le aseguro que el problema educativo es mucho más complejo y no está cuestionar el trabajo de los profesores. Como usted bien sabe el problema educativo es multifactorial y no se soluciona matando al mensajero.
Todos los días hablo con madres separadas, que cuidan a sus hijos solas, que me piden ayuda porque no pueden con ellos; están exhaustas, trabajadoras que no tienen tiempo material de atenderlos porque ya los chicos se les ha ido de las mano. 
Todos los días veo padres que pasan de la educación de sus hijos, hombre que piensan que la educación es cosa de mujeres y que de eso se ocupan sus madres. Todos los días hablo con muchachos y adolescentes totalmente desmotivados, con situaciones familiares y económicas precarias, o con todos los miembros de la familia en paro. 
Cuando las circunstancias económicas, sociales no tienen unos mínimos, cuando la igualad entre los sexos no es real, cuando la cooperación entre los parejas no existe, cuando no hay conciliación familiar para el cuidado de los hijos, pasa lo que está pasando: desmotivación, falta de respeto, desorden y fracaso escolar. 
La escuela es sólo el reflejo de la sociedad, ni más ni menos. Quizás podría usted empezar por hablar de justicia social para que así se refleje en el aula o de cambiar las programaciones caducas y encorsetadas, o de implementar en la política asignaturas tan necesarias como la educación en la igualdad entre géneros y la no violencia. Quizás podría usted haber empezado por aconsejar la eliminación de la excesiva carga horaria de los profesores, o rebajar el número de alumnos por clase. Podríamos haber empezado por situarnos en la realidad y no evaluando al docente que sólo hace lo que puede con los medios que puede. 
Mientras las condiciones mínimas de igualdad, respeto, solidaridad no existan no habrá educación que valga. Y por favor, no dispare al mensajero. 

Comentarios

TORO SALVAJE ha dicho que…
No conocía la propuesta.
Después de la ley Wert ahora esto...
De verdad que dan miedo.
Qué gentuza...

Besos.
Isabel ha dicho que…
Te aplaudo. Cuando lo vi en televisión hasta me arrancó la sonrisa. Este señor lo único que se cuestiona es "qué digo que llame la atención para estar visible".
mariajesusparadela ha dicho que…
No esperaba de él semejante barbaridad.
Los médicos ya son evaluados, para poder ejercer en el sistema publico deben aprobar un exhaustivo proceso llamado MIR, no conozco de ningún docente sancionado por ejercer la docencia y si de dos jueces y a los políticos debes evaluarlos tu con tu voto.
El señor Marina merece el respeto de su experiencia docente, que no es como tu comentas; no cuestiona nuestro trabajo, simplemente nos incluye en la ecuación de un sistema educativo que no funciona. ¿te parece erróneo o bien nos podemos creer mas allá del bien y el mal?.
Hablas de las familia, parte de la ecuación, del alumnado, otra de las incógnitas y de la administración educativa, ¿donde nos sitúas a nosotros?. ¿Que haces con esos alumnos con problemas socio-familiares, con esas familias o madres solteras perdidas,como evalúas a esas personas?¿ tienes en cuenta los condicionantes?.
La educación como reflejo de la sociedad; ¿tampoco somos parte de esta sociedad?. Las horas, la ratio, etc son excusas, conozco la labor de miles de docentes en tu misma situación y tu mismo horario que destacan, porque sino hay un Cesar Bonna.
Basta ya de excusas, somos evaluadores con temor a ser evaluados; ¿queremos ser dioses?. Considero justo y necesario la evaluación de la docencia
http://www.elmundo.es/opinion/2015/11/06/563b9a97e2704ebd718b45f1.html
ES la oportunidad, no es el juicio.Hablemos con conocimiento de causa, sin suspicacias.
Bipolar ha dicho que…
Si ellos (los políticos) tuvieran que cobrar según los resultados obtenidos, no cobrarían ni un céntimo. Esa propuesta es una gilipollez, para ponerla en práctica con equidad primero habría que equiparar los medios y condiciones de un colegio pijo de la Moraleja con un colegio obrero de Fuenlabrada, los dos en Madrid.

Un cariño, profe.
Ico ha dicho que…
¿Quién hablo de miedo? Comprensión lectora, señor, hablo o escribo de que en la evaluación al docente no está el problema
Además, los profesores somos evaluados cada año por inspección, además de las muchas pruebas de oposición y tribunales que debemos pasar ante de ejercer la profesión.
Me gustaría saber quién evalúa a los médicos en su diario hacer, a los jueces, o los políticos, ( ni con los votos cada cuatro año me vale, ni que ninguno acabe en la cárcel.)
Pero, entonces deberían entrar en nuestro sueldo el plus por peligrosidad, por tutoría de un menor, por ejercer de psicóloga, guardería.. etc..etc.. Pero si el invento que propone es evaluar nuestro trabajo pagando a más tecnócratas que, sentados desde su despacho, cobran un sueldazo por no hacer nada, venga sigamos evaluando. No hay problema. Si limitamos todo a lo económico en la educación o a estimular al profesorado por medio de esto, arreglado estamos. Sigamos con más burocracia que es lo que se ha convertido la enseñanza. Los consejeros y asesores deberían evaluar esta necesidad de tanto burocracia en detrimento de las horas de clase.
En fin, m e gustaría saber su oficio, el mío lo realizo con honor y mucho voluntarismo porque le aseguro que no me pagan todas las horas que trabajo para mis alumnos fuera de mi horario y de forma voluntaria.. ¿Cómo evalúan eso? .
Ya sabemos qué gobierno encargó esto y por qué. También de qué lado está. Basta ya de disparar al mensajero. Demasiados condicionantes, no vendemos tomates, educamos a personas, no son números. Un niño, un joven es más que una evaluación, también un maestro o profesor. Por ahí debería empezar el prestigio al profesorado, no por lo crematístico, pero ya se sabe hay quienes lo reducen todo a lo mínimo.


Anónimo ha dicho que…
okey
Fackel ha dicho que…
http://politica.elpais.com/politica/2015/11/19/actualidad/1447956938_217606.html

Por si es de tu interés.
Fackel ha dicho que…
Viniendo del gobierno que tenemos puedes esperarte todo.