martes, 28 de septiembre de 2010

La mujer pantera


Lo extraordinariamente extraordinario de la mujer pantera son sus extraordinarios ojos verdes.
Quizás no la veas pero está ahí y te huele en la distancia.
La mujer manos pata puede sentir su mirada verde y silenciosa a través del aire. Sabe que la mujer pantera la merodea, la acecha, husmeando su rastro animal en la mitad de la noche, esperando el momento de atraparla.
Y lo hace. Con la dulzura de un felino la envuelve en su manto de terciopelo, en un abrazo de liana del que no puede escapar, como una serpiente que se enrosca en su cuello y la va asfixiando.
La mujer manos patas cae así en su caricia de fuego y lava clamando ser apresada, atrapada, horadada, lamida, devorada.
Y su piel iridiscente brilla bajo el aleteo fragante de la mujer pantera.
Lo duro se vuelve blando y la carne se encarna en piel.
La mujer manos patas y la mujer pantera se aparean, se funden, se frotan, se lamen, se enredan, se husmean, se transforman, se vierten en un ritmo de fieras que desgarra la noche con sus aullidos.
Es, en ese instante que la siente así suya y la mira desenroscarse como una oruga de seda, cuando flaquean los brazos de la mujer pantera.
Es entonces, en la calma de los estertores espasmódicos, cuando la mujer manos pata que yace vencida, lamida, fundida, frotada, horadada, desmadejada; cuando aprovecha para vestirse de sus ropajes de loba y escapa.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Huyo de las "mujeres pantera" como de la peste antes que me licúe su presencia...

Isabel dijo...

Dios¡¡¡¡
Pero qué quiere la mujer manos pata,si la felina parece ella?
Un saludo.

MAGAH dijo...

La belleza y el misterio de la mujer!

Lo que se teme de ella y lo que el carroñero quiere destruir luego de disfrutarla.

Luis dijo...

A gustito leyendo... :)

Magah... ñam, ñam..

Besos..

Bur dijo...

uff, Ico que forma de sentir ;)

BO dijo...

demasiados greeneyes sueltos por el mundo...

alejandra dijo...

ANES DEL AMANECER... HAY QUE SALIR CORRIENDO

E dijo...

con lo bonitos que son los greeneyes... malafamadios!! :)

40añera dijo...

Me gusta el sabor que imprimes en la fiereza de la oscuridad felina y la independencia de la loba
Precioso
Un saludo

Beelzenef dijo...

El miedo a que te descubra el amanecer

Anónimo dijo...

halagada tiene que estar la mujer pantera de que la mujer manos patas escriba de esa manera tan sensible, y con una descripción tan bella de la realidad que vive....

nocheinfinita dijo...

Pantera, loba, aullidos, lamidos, mujeres... ¡¡vaya noche¡¡

Un abrazo

Frabisa dijo...

Pensándolo bien, creo que no me gusta la mujer pantera, demasiados aullidos, sigilo, miradas felinas, ufffffffffff, un estrés

un besito, Ico

lemaki dijo...

Lo magnético o quizá, hipnótico de esta mujer pantera es sentir su presencia aún cuando su imagen no está presente. Saber que aguarda, observa y atisba en la distancia. Nunca te sientes sola.

Gracias por tu comentario. Me gustó mucho "tú me huyes y yo te sigo, tú me sigues y yo te huyo...", es así, inexplicable o hay alguna razón para estos extraños comportamientos?? creo que no.

saludos mujer pantera/manos pata.

Belén dijo...

No sé si me daría miedo o placer encontrarme con una de estas mujeres....

Besicos

Lola (pecado,docape) dijo...

Me pone esta pantera...

Begoña Leonardo dijo...

Descubriendo el paraíso pasan cosas arrebatadas, arriesgadas, peligrosas... JO!!! cómo me lo paso con tus historias, me encantan...

Te abrazo largo

40añera dijo...

En mi blog te he dejado un regalo si quieres pasate a recorgerlo
Un beso

Amargos de Mandarina dijo...

qué vertigo!

Jirafas en Gerundio dijo...

Eso eso, ¿quién es la pantera y quien la presa?

SUSANA dijo...

Estupenda narración! Que nada, nadie domestique pasión, instinto, búsqueda.

Un beso Ico!

Chousa da Alcandra dijo...

Duelo de fieras, placer carnívoro!