Producto nacional



Mi madre me pidió que le bajase de Internet una serie española que, según ella, era buenísima y cuya principal protagonista, una jueza de instrucción trabajaba muy bien. Como mi madre es capaz de tragarse todas las novelas de mediodía sin un digestivo, “saber vivir” y “sálvame” sin rechistar, en realidad no le hice mucho caso, pero se la bajé. Una vez grabada y para comprobar que se veía bien en el vídeo la visioné unos minutos. No pude dejar de verla, y tuve que reconocer que me enganchó desde el principio.

La serie tiene todo los ingredientes para atrapar como las mejores novelas policíacas de Larson. Jueces corruptos, trama política, asesinato y una sutil y nada artificiosa relaciones interpersonales que aderezan una historia bien contada, con unos diálogos acertados que capítulo tras capítulos (son trece en esta primera entrega) va urdiendo una conspiración trepidante a través de una serie de sucesos bien concatenados donde nada es lo que parece. La trama, el incendio de una discoteca y la muerte de seis jóvenes es investigada por una jueza implacable, Blanca Portillo, una de las mejores actrices del panorama español, realizando, tal como decía mi madre, un trabajo fenomenal.

Los actores no desmerecen sino que engrandecen la serie con una excelente Blanca Portillo, un José Coronado convincente ya, una Goya Toledo, (dios mío cómo se evidencia su terrible anorexia) más que correcta…

En fin, un producto nacional que nada tiene que envidiar a las mejores series americanas, y donde en cada temporada se resolverá un nuevo caso. Y que, a buen seguro, si continúa tal como ha sido primera entrega, nos atrapará como las mejores películas de suspense.

Para quien quiera pasar un rato agradable y entretenido se la recomiendo, que todo en la vida no van a ser libros, se puede bajar por Internet completa. En septiembre, al parecer comienza la segunda temporada. La estaré esperando

Comentarios

Belén ha dicho que…
Cuando los actores son buenos y la serie más, no hay producto malo...

Besicos
Pena Mexicana ha dicho que…
Gracias por la recomendación, ahora falta que me acuerde cuando la echen... :P
Candela Cano ha dicho que…
Mi chica se enganchó a la serie. No se la descargó, pero la vió online. A fuerza de verla con los ojos y el alma pegados al monitor la curiosidad me puso y acabé viendo los últimos capítulos. Me gustó bastante (para no haberla visto entera, porque no me enteraba del porqué de algunas cosas).

Ella dice que parece una adaptación de otra más antigua americana "Damages", y me encarga decirte (¿pa qué va ella a escribir un comentario en un blog? jajaja) que si te ha gustado la primera te gustará la segunda también. Y que las dos están para ver online en seriesyonkis.com.

P.S. Ico, gracias por la letra, la veo estupendamente. No es que esté cegata, es que ahora para el trabajo que estoy haciendo he de tener la máxima resolución de pantalla y todo me sale enano. Ahora otras personas seguro que la ven demasiado grande, por eso yo te decía sólo que al escribir, cuando acabase un punto y aparte hicieses INTRO INTRO, dos veces, que eso me ayuda. Me gustan mucho tus relatos, pero al ser tan largos y sin separación visual, y con la letra microscópica (por mi pantalla) tenía que hacer eso de transportarlos a Word jejeje.

Muchas gracias, pero no quiero que se fastidien otras personas sólo por mí.

Un beso muy fuerte.
Tantaria ha dicho que…
La verdad es que estoy algo enganchadilla a algunas series como "American Dad", pero con tanto cambio de horario y los parones hace tiempo que se me quitaron las ganas de tratar de seguir alguna.Besos!
aminuscula ha dicho que…
Blanca es mucha actriz. Me encanta. De lo que suelen pecar las series españolas no es de falta de buenos actores, sino de buenos directores y guiones no muy salvables (ahora, desde que leo el blog de "El guionista hastiado" sé que no es culpa de los guionistas, puede que tampoco de los directores; todo parece apuntar con dedo acusador a los productores).

No he visto la serie, pero igual le doy una oportunidad.
Ico ha dicho que…
Candela dile a tu chica que no me gusta ver las series por el ordenador,...pero se agradece.. tampoco las veo en la tele porque no me suelen gustar ( siete vidas estaba bien, o Dexter al principio) entre tanto anuncios una se cansa. Pero al bajarlas por internet viene sin cortes y se ve todo con mayor comodidad. Intentaré bajar "Damage" a ve qué tal. Aminúscula no esperes a la segunda temporada, baja la primera ya.No te arrepentirás. Curiosearé por ese blog.
TARA ha dicho que…
Casualmente yo también la he visto hace poco, me la descargue por internet y la verdad no tenia muchas ganas y me costo poner el primer capitulo, una vez puesto, me enganche hasta el final, incluso llegue a ver dos capitulos por día.

ES cierto que algunas series de TV no hay quien se las trague, pero yo pienso que es porque al final las prolongan demasiado y todos los capitulos son inguales, pierden interes.

Algo que me ha gustado de esta serie es que al ser un solo caso durante toda la temporada te genera mucho enganche. Mientras que otras son historias independientes en cada capitulo con los mismos personajes y lo único que continua son las tramas personales de cada uno que la final son pesadas. Cito como ejemplo "Hospital Central".

Gracias Ico por la recomendación
adriana rey ha dicho que…
Ya me la estoy bajando, Ico. Me han gustado algunas series españolas y me gusta en particular tener una historia para seguir. Principalmente me enganché con Policías, en el corazón de la calle, que aquí la dieron hace dos años pero solo una temporada.
Veremos ésta y después comentaremos... gracias, salute!
Lena ha dicho que…
Pues no tenía ni idea de la serie pero me gusta mucho blanca portillo, habrá que echarle una ojeada!
Tina ha dicho que…
Me picaste la curiosidad y la busqué on line y con cada capitulo me enganchaba más... jajaja vi los 13 capitulos en menos de 2 días, (de vacaciones, claro),terminaba de ver uno y me era imposible no poner el siguiente, me ganaba la curiosidad. Me encanta el género suspenso y coincido en que está muy bien hecha. Esperaré por el prox. caso.