La Maga



La Maga me recibe con una amplia sonrisa y los brazos abiertos, y yo, mientras la oigo hablar, no puedo creer cómo es posible que se haya salido, así, de repente, del libro.
La Maga es una reloca, (ponéle acento argentino). Soy yo al otro lado del charco, el envés del espejo.
La Maga es una mujer libre, por eso levanta sospecha, siempre hay quien desconfía de los espíritus libres. Pero no es fácil serlo, y a veces, lloramos al sentirnos incomprendidas.
A la Maga, dulce y fuerte a la vez, se le caen todas las cosas, los perchas del baño, el estante del dormitorio, pero esos son detalles superfluos que no van con ella. Ella tiene otros asuntos de que ocuparse, de hacer caso a las señales, a los símbolos, a las casualidades mágicas, a las conexiones increíbles. Por eso sabíamos que debíamos reencontramos, para contarnos y confirmar que hemos vividos muchas vidas, que la hemos vivido intensamente, pero que aún quedan otras muchas vidas.
Porque la Maga es el impulso arrebatado de la vida, la pasión desbordada, la alegría, y es, precisamente por eso, por lo que amamos intensamente, pero también, intensamente sufrimos.
La Maga se enamora de un vestido que ve en el escaparate y grita entusiasmada como si estuviese sólo para ella, ahí, a esa hora esperándola.
Mientras, yo paseo por las calles de Buenos Aires, por las grandes avenidas, por las calles llenas de coloridos, perdiéndome para encontrarme. Apuntando en mi cuaderno la idiosincrasia de los bonaerenses: les encanta hablar, adoran a los perros.
Miro tras los cristales de un café que me recuerda a Paris viendo la gente pasar por ver si te encuentro en el camino o, releo Rayuela y saludo a la Maga en el libro.
Visito los mercadillos, miro libros viejos, compro discos de vinilo de tangos que desconocía. De pronto, descubro un libro antiguo: “La importancia de vivir” de Lin Yutang y sé que me estaba esperando, que tenía que venir hasta aquí, atravesar el atlántico, conocer a la Maga, visitar el Mercado de San Telmo para encontrar entre mis manos aquel libro.

Comentarios

MAGAH ha dicho que…
Uy! Pues anda maja! que ya te tocará que hable de tí.
Y no dijiste, por que aun no lo has visto, que soy de moco fácil, o sea una terrible llorona por las emociones.

Vuelvo luego...
Anónimo ha dicho que…
que bonito Ico, esa experiencia que estás viviendo.... vendrás renovada. Sigue buscando tus libros, tu música y tu equilibrio, la vida te da sorpresas. Las personas vamos evolucionando y nos vamos llenando de experiencias, de recuerdos...pero nunca pierdas tu esencia.

JJS
Pena Mexicana ha dicho que…
¡Qué rico! transmites un disfrute fantástico... enhorabuena ;)

besos
Belén ha dicho que…
NO te separes mucho de la maga, querida... parece que sabe cómo disfrutar :)

Besicos
SIL ha dicho que…
Encantadas de conocerlas a ambas =)

Beso grande

SIL
Alelí ha dicho que…
qué emocionante!
Anónimo ha dicho que…
la vida humana es casi como un poema.
Tiene su ritmo y su cadencia, sus ciclos internos de crecimiento y decaimiento"(lin yutang)

Componed-vivid, Maga e Ico y de paso nos lo contaís.

besos,BOHÈME
Anónimo ha dicho que…
Puedo imaginar la tremenda energía que fluye a estas horas en el cono sur.
Besos a la Maga
(Y a ti, por descontado)
Raquel ha dicho que…
Así es y casi te dibujo ahí.
(No sé cuánto tiempo más vas a estar pero si quieres conocer a very cool amiga saxofonista, dime. Tal vez esté tocando estos días por allá.)
Disfruta mucho.
Leviatan ha dicho que…
Hasta aquí me trajo la Maga y ya me he apuntado como seguidor.

Y lo bueno de que hayas viajado es saber que este trip no fue en vano.

Había algo que en algún lado te esperaba y en este caso fue un libro mas alla de una amistad.

Besote grande.
TARA ha dicho que…
Cada día creo más en el destino, seguramente, sea él quien os ha colocado en el mismo lugar, el mismo momento, compartiendo unos días porque será punto de partida para un giro nuevo... Igual que ese libro que te esperaba...

Besos Ico, desde España te echamos de menos
Begoña Leonardo ha dicho que…
Cuánta pureza y verdad transmiten tus palabras. Estás vibrante, auténtica, VIVA, indiscutible viva.

Agárralo todo y traételo...
emejota ha dicho que…
Estas palabras tuyas, transmiten vitalidad. Me'ncanta. Beso.
cereza ha dicho que…
¡Parece que alguien esta disfrutando su aventura!!
Besito
Anónimo ha dicho que…
Hola Nieves. Me alegra mucho que estés disfrutando de Buenos Aires. Búscame cds de tango tango, bandoneón, música para el alma y te hago llegar la pasta aldente. Besos de las niñas de Blasco Ibáñez.
Esilleviana ha dicho que…
perdona mi pregunta, tal vez algo indiscreta: esta chica, La Maga, la conociste a través de la red??
es solo curiosidad... pero no es necesario contestar.
En todo caso, compartir emociones con una persona tan llena de vida y entusiasmo, es aún más grato.

que sigas divirtiendote.

un abrazo
Halcón peregrino ha dicho que…
Que interesante experiencia, disfrutar de la presencia de alguien a quien se conoce tanto y nunca se ha visto. Vengo siguiendo la historia de casa de Magah.

Saludos.