El jardín de las hespérides


Sirva como preámbulo de este post dejar constancia de que no es mi intención suscitar ningún tipo de aversión hacia mi persona ni levantar ningún sentimiento en contra de la autora.

Mi propósito no es otro, como siempre, que es constatar una realidad, salvo cuando hago algún relato que entonces me voy al otro extremo.

Todo esto para decir: ¡qué alegría vivir en Canarias¡

Después de quince días por tierras peninsulares a dos y tres grados, con lluvia casi perpetua, desde las alturas y medio adormilada en la avión siento un leve calor de primavera que me anuncia que falta poco para llegar.

Cuando por fin se abren las puertas del avión y descendemos por la escalera ¡qué alegría de tiempo¡. El dios sol nos abraza dándonos la mejor bienvenida. Veintitrés grados.

Cuando contrasto la diferencia de temperatura con Madrid o Lisboa olvido de pronto las corruptelas isleña, los desvaríos urbanísticos, la mala política, el mayor índice de paro de todas las comunidades y sólo puedo decir que tal como dijo Homero en sus escritos, vivimos en la Islas afortunadas.

Y mientras recibo el cálido sol a las nueve de la mañana por mi ventana mientras escribo este post ,me olvido de lo que no tenemos, y me pregunto si es este cálido clima es el que nos conforma en este carácter tan tranquilo, tan acomodaticio y, ay, a veces, tan poco crítico.

Pienso en la lluvia constante de Madrid, en el frío polar que impide ser amable cuando alguien tropieza contigo en la calle, en las malas caras, en las respuestas mordazas de quienes están hartos de la lluvia y del frío, y comprendo que los dioses nos han favorecido con este clima.

Voy a buscar a los perros a la guardería que está en las Breñas, un lugar alto de mi municipio. Contemplo que con tres lluvias y el sol, el campo está completamente verde. Desde esta altura el cielo y el mar se unen dando la sensación de que vivimos en el aire, en un pedazo de tierra en el Océano Atlántico, en el jardín de las hespérides que antiguamente se creía estaba en estos lugares, donde el clima era benigno y la diosa Gea (la Madre Tierra) había hecho brotar manzanas de oro de sus árboles, tal como dice la leyenda.

Comentarios

Beelzenef ha dicho que…
No conocía el nombre de las Islas Afortunadas que recibe tu tierra, querida Ico. Sin duda, están bendecidas por el sol y las sonrisas como las tuyas. Aunque ahora hace mal tiempo, yo te invito a pasear por las calles de Málaga, donde después de las lluvias surge un sol que brilla en oro
Glora ha dicho que…
Es raro el día que no me digo: Glorilla, qué suerte tienes de vivir aquí!! Y ahora "dentrounrato", nada más intercambiar regalos de reyes con mis hermanas, me voy para la playa pitando...
Un besazo!
Carina Felice ha dicho que…
Querida Ico...
Comparto esa sensación hospitalaria, de regresar a casa (ciudad, tierra, región) y sentir que alli uno pertenece y el alivio que nos abraza!Y pensar: "aqui es mejor"
Como siempre, lo describís maravillosamente, un encanto recorrer palabra a palabra.
Un beso grande desde mi Lente bien descansada ;)
María ha dicho que…
Pero... ¿tú no querías pasar frío? En Lisboa hay un cuadro de El Bosco.
Anónimo ha dicho que…
Preciosa la descripción de tu sensación...
Nefer
Cathan Dursselev ha dicho que…
En dos diás volveras a pedir frío.... Lo que no comprendo es que hables del gusto con el calor cunado hace tres días querías frío peninsular.
docape ha dicho que…
Yo te entiendo perfectamente, el sol es nuestro y aunque echemos de menos las estaciones o los rios como el sol no hay dios .
Tantaria ha dicho que…
Pues a mí sí que me da bastante envidia...
Ico ha dicho que…
Siempre se quiere lo que no se tiene pero haciendo un balance del frío uno se cansa a los tres días pero el sol es como el abrazo de un amigo..
dintel ha dicho que…
Estos días añoro un montón Canarias, y eso que no he estado.
maslama ha dicho que…
hola guapa;
sin dudas, tu tierra es maravillosa :)

feliz año!!

besos,
Frabisa ha dicho que…
Hola! Hoy solo vengo a visitarte para desearte un feliz año (aunque pelín tarde) y dejarte un beso.
Isabel ha dicho que…
Sin duda, vives en las "Islas Afortunadas", pero XD, mi Madrid, es especial, has venido en un año extraño, no suele llover tanto, y eso que viene bien para el campo. Y este año, el otoño ha sido precioso. Un beso
1600 Producciones ha dicho que…
Cambio el calor del sur, por unos días de frío polar!!!!!!!!

Saludos
Izel ha dicho que…
Fíjate que lo mismo pensé yo cuando abrí la puerta del coche al llegar a Murcia después de un montón de días de lluvia... Y me pasé cuatro días reponiendome al sol...

Hay gente que anda a pilas... yo funciono con luz solar... Te entiendo perfectamente...
Anónimo ha dicho que…
Pues a mucha gente le parece rarisimo unas navidades al sol , yo las he pasado y me parece una pasada , para gusto los colores , yo soy una enamorada del sol en cualquier época del año !!
alfaro ha dicho que…
... y a mí que me gusta el frío...
Un abrazo.