lunes, 25 de febrero de 2013

Menos mal que nos queda la irreverencia, la risa, el absurdo


Del carnaval





 
Todavía queda carnaval para rato en los pequeños pueblos como en este de Haría, al norte de la isla, 

 Aquí va una muestra de cómo la gente sencilla se divierte


La risa principal arma contra la mediocridad  reinante

  Única arma del desvalido

hasta los animales se disfrazan, aquí vemos a  "la novia y los invitados"
Nos podrán quitar todo pero no el carnaval

8 comentarios:

Beelzenef dijo...

En momentos tan tristes como estos, es cuando más necesitamos la risa

TORO SALVAJE dijo...

Los envidio.
A mí no me quedan ganas de reír.
Ya me gustaría.

Besos.

mjromero dijo...

Cada vez se ríe menos la gente, cada vez se ve menos alegría en la calle, así que se agradecen estas imágenes divertidas del Carnaval.
Un abrazo.

María dijo...

Disfraces con calorcito... ¡qué suerte! Aquí salimos abrigadas hasta las orejas.

Martín Eden dijo...

En Sevilla no tenemos cultura de carnaval, así que, pasada la infancia, poco atractivo le veo al asunto de los disfraces.

Eso sí, los de tu isla parecen pasarlo pipa, :)

Un año, me apuntaré.

Un beso, profesora.

Esilleviana dijo...

y tú? de qué te disfrazaste?
tienes suerte de estar rodeada de tanta alegría, entusiasmo y ganas por divertirse y pasar un buen rato.

un abrazo :)

Lenteja dijo...

Sí hija, sí, menos mal...
A mí me ha salvado hoy el día una "guerra de bolas de nieve" con la chavalería...Cada quien escapa como puede, o le dejan...
Besos.Lenteja

Ico dijo...

Esilleviana, no me disfracé, a mi pesar, .. He estado malita, así que los carnavales fueron pasados por la cama y con un fuerte gripazo, las fotos las tomé un día que salí a enseñarle a una amiga cómo eran los carnavales en un pueblo perdido, pero yo sin disfrazar y con mucho catarro..