Desconfía de agosto


Agosto es el mes más esperado: la mitad del país está de vacaciones y la otra duerme la siesta. No te preocupes, tampoco despertará cuando vuelvas.
 Agosto, mes huero donde los haya, tan vacío de contenido como la prensa diaria, las vacaciones de los reyes en Mallorca o las fiestas veraniegas, es sólo el reflejo del  pueblo de paletos que somos: una España cañí que tortura animales, que exhibe mises como ganado y  chorizos con corbata.
Agosto es un mes traicionero. Mientras tú andas en la playa sorteando las medusas y  sombrillas,  el presidente te cuenta ahora que  va a cambiar la Constitución. Cuando en un país donde el  ministro de cultura ve “cine de barrio” y el ministro de interior se reúne con un presunto delincuente en su despacho, hablar de cambios no augura nada bueno.
En este agosto tórrido, superficial y casposo papá estado aprovechará para hacer campaña electoral, atizar la bandera del españolismo y vociferar la unidad indisoluble del estado.
El presi que cuando pasea por su Galicia natal piensa en los ruines catalanes y en cómo refrenar ese innato impulso independientes que les sale a cada rato, ha ideado la fórmula mágica: el cambio de la Carta Magna. Dentro de poco tendremos a golpe de bragetazos patrios y tintos de verano nueva Constitución a la que aplicarán la ley mordaza.
No te olvides que fue otro agosto y con alevosía, el de 2011, cuando el PP y el PSOE se pusieron de acuerdo para cambiar la constitución y reducir el déficit público como le encomendó  la buena de Alemania.
Desconfía de agosto pues, que guarda traiciones. España,  pueblo bárbaro, al que no le duele en prendas abandonar a su mascota cuando se  va de vacaciones o  insultar lo que no entiende, cierra por vacaciones. Pero el zorro nunca duerme,  le gusta la noche y la alevosía para atacarte mientras duermes.


¡Rajoy y cierra España¡

Comentarios

TORO SALVAJE ha dicho que…
Eres mi ídola!!!
De verdad que veo el mismo país de paletos que es capaz de votar a estos paletos rancios y corruptos que nos gobiernan.
Gracias.

Besos.
Fackel ha dicho que…
Un texto moderado, preciso y que da en la diana. Eres irónica, aunque toda esa gente a la que te refieres no se merecen que la tratemos con buenas maneras. Son perversos por naturaleza y canallas por ejercicio y herencia. Pero tranquila, que como además va a haber procesos electoralistas, no son nada creíbles. Naturalmente son lo que son porque la media Ezpaña que bosteza les respalda. No espero nada de ellos, nada bueno, se entiende. Así que a no perder la paciencia y nada de balar cuando el pastor chistee al rebaño. Tenemos toda una vida por delante, Ico.
emejota ha dicho que…
Ayyyyy, por algo mas sumado a lo propio debo andar tan chunga este mes. Me lo acabas de aclarar.