Dulce hiere


Era un palacio de la noche. Eran dos amantes que se anhelaban y se temían, cada una esperando, en silencio, sin atreverse a hablar o moverse.
Sólo dos cuerpos de mujer, dos interrogaciones a un lado y otro de la cama.
El silencio denso de la noche contenía todos los deseos refrenados, todas las palabras aún no dichas. Era la espera más dulce, la que precede a la unión de los cuerpos.
La  joven de larga melena yacía recostada, de espaldas a la amada, como una ninfa asustada ante su amante.
En la oscuridad, con dedos rápidos deshizo el nudo que apresaba su larguísima cabellera. Una cascada de terciopelo, como un caricia leve, se derramó sobre mí.
Mi cuerpo se encendió como un sol en mitad de la noche.
-       ¡oh, mi dulce amada¡ ¡ Cuántos placeres nos quedan aún por descubrir¡ Exclamé para mí misma -¿Era aquello una llamada ? ¿Acaso me decías con hilos de seda que volviera a sus brazos?
Y entonces te oí susurrar.
-       ¡¡ah.. mi pelo¡¡ ¿ te molesta?
Y mientras girabas tu rostro hacia mí, su cabello ondulante y espeso, se deslizaba como una serpiente sobre mis pechos.
¡¡ Qué delicadamente hiere¡ ¡Qué  suavidad de plumas sobre mi piel¡¡
Cerré los ojos y me dejé acariciar. Las hebras negras de terciopelo bailaron una danza antigua sobre mi cuerpo, derramándose como dedos delicados sobre mi vientre,  y yo, me derretía como lava sobre piedra caliente.
-       No… no me molesta -   susurré, extasiada, ante aquella caricia inusitada.
Días después, ausente ella de ese mar de sensaciones que provocó su lago cabello, me preguntó, al igual que una niña inocente.

-       ¿ Tú crees que me debo cortar el pelo?

Comentarios

TORO SALVAJE ha dicho que…
Noooooooooooooooooooo

Nada de cortárselo!!!

Besos.
Anónimo ha dicho que…
Esilleviana
Estoy de acuerdo con Toro Salvaje, el pelo largo de su amada es una fuente de erotismo aunque siempre se puede buscar nuevos manantiales o yacimientos... jaja

un abrazo
Esilleviana ha dicho que…
Ya me encuentro bien...

siempre es un placer leerte.

:))
Fedora ha dicho que…
Me lo acabo de cortar, como rebeldía por cumplir 40 y estoy feaaaaaaaa. Que no se lo corte, susurraselo...
maslama ha dicho que…
pues ni idea, si es lo que la apetece..

besos,