La vida de Adele -




El cine tiene la virtud de acercarnos a realidades que desconocemos, pero también, de hacernos revivir momentos de nuestra historia en otros personajes, de esta forma vicaria nos adueñamos de las imágenes que hacemos nuestra y que luego formaran parte de nuestro imaginario colectivo. Esto sucede con algunas buenas películas o con escenas inolvidables del cine que quedaran para siempre en nuestra retina.  Con la La vida de Adele sucede esto.  
El largometraje narra, en cerca de tres horas, el descubrimiento del amor por parte de una adolescente, Adele, quien se enamora de otra mujer y el proceso de madurez (aceptación, afianzamiento de sus sentimientos, plenitud del amor y  decadencia) hasta llegar a la madurez de la misma. Pero la película es también  una indagación profunda sobre el enamoramiento, la complejidad del amor y el sufrimiento que conlleva del desamor. Un film que, por fortuna,  no cae en tipos ni en clichés cuando aborda la complejidad de las relaciones amorosas, sean de la índole que sean.
Hay escenas bellísimas, el juego de miradas de las protagonistas nos llevan de la  delicadeza a la  ternura pasando por  pasión, es diálogo puro. Las escenas de camas de las mujeres están tratadas con delicadeza pero sin llegar a la ñoñería, hay crudeza y ardor en ellas, pero, sobre todo, un esteticismo y apasionamiento que no deja impasible al público (el mutismo en la sala era sagrado durante esos diez minutos de sexo lésbico en la pantalla).
La película, ganadora de la Palma de Oro del festival de Cannes, nos narra la vida cotidiana en donde se  desenvuelve la protagonista mostrándonos aspectos casi documentales de una joven francesa, aspirante a maestra y su novia, una dotada estudiante de bellas artes. La vida familiar, la diferencia de cultural de ambas, la clase media francesa,  la comida como placer, el prurito intelectual de los artistas, las conversaciones filosóficas, las diferencias de las aspiraciones de las protagonistas, nos remiten a los iconos de la cultura francesa pero también al buen cine francés de Tavernier, que analiza la realidad circundante mostrándonos su contradicciones y haciéndonos reflexionar sobre los sentimientos.
 La duración de la película se hace necesaria para mostrarnos la vida de la protagonista, sus ideas, emociones y vivencias en un recorrido necesario. La actuación de las actrices es soberbia, no hay sensación de posados ni impostados, la atracción entre los protagonistas es creíble, el sentimiento es ensalzado a la máxima potencia sin caer en sentimentalismos, la crudeza del desamor y la aceptación del fin es siempre vívida  y profunda pero  sin llegar al dramatismo. Un canto  la libertad del amor y a las señales que deja en el alma. En fin, una película, para disfrutar de las bellas imágenes, de una buena interpretación de las actrices y de una historia hermosa y triste .
Siéntense y disfrute. 

Comentarios

maslama ha dicho que…
hace tiempo que no veo ninguna película de tema lésbico, pero si recomiendas ésta en concreto igual me animo :)

besos,
TORO SALVAJE ha dicho que…
Tengo muchas ganas de verla.
Ayer estuve leyendo críticas y todas hablan maravillas.

Besos.
Jam lo intenta ha dicho que…
hay que ir, sin duda. Gracias por tu recomendación
Jael Le Gris ha dicho que…
Me ha encantado. Una pena que sólo durara tres horas!
Pitt Tristán ha dicho que…
Muy posiblemente el amor y el Universo nacieron a la par.
yo misma ha dicho que…
La tristeza es que si no he ido todavía es porque no la tengo cerca..aquí hay una sola sala que la estrenó..pero no aquí..si no a cien kilómetros. Ni ganando cannes se pueden derrotar ciertos pensamientos tóxicos..en fin, que iré a verla en breve..la estaba esperando desde que ganó el festival, y ahora que te leo, me parece que para bien. Por cierto, si no lo has leído, te recomiendo el cómic en que se basa..un beso, profesora.
Anónimo ha dicho que…
Totalmente aconsejable la peli, pero el personaje de Adele me pareció demasiado etéreo. No sé si el halo de misterio que proyectaba provenía de un gran mundo interior inaccesible para lxs espectadorxs o realmente no había nada dentro de ella... Un personaje que no se comunicaba con nadie a nivel sentimental (y no me refiero al sentimiento amoroso), ni siquiera con ella misma...
La película es buena y las tres horas se pasan volando.

Saludos.
cereza ha dicho que…
Tendré que buscar alguna sala donde poder verla. Después de leerte no tengo ganas de hacer otra cosa.
Un beso
Ico ha dicho que…
NO creo que fuera etéreo el personaje de Adele, más bien la veo como una persona sencilla, . Tenía su mundo interior, le gustaba la lectura, pero es cierto no era muy comunicativa, era más bien introvertida.. Pero lo que comentas me ha hecho reflexionar... haría falta una segunda visión...
un saludo..
mjromero ha dicho que…
Habrá que verla.La añado a la lista.
Gracias,
un abrazo.
mjromero ha dicho que…
Habrá que verla.La añado a la lista.
Gracias,
un abrazo.
Nosu ha dicho que…
Contra más leo y hablo sobre esta peli... Menos clara tengo mi opinión! Lo que sé es que sigo pensando en ella, y eso es buena señal
Esilleviana ha dicho que…
He escuchado buenas críticas sobre esta película, no solo a Carlos Boyero sino también a María Guerra. Aparte del tema que puede dar mucho juego, el cine fránces y en general el europeo se diferencia del norteamericano por el modo de retratar la realidad, el estilo fotográfico y los temas de plena actualidad. La veré y me acordaré de este post :)
Anónimo ha dicho que…
Precisamente esa pasión por la literatura que sugiere el personaje no encaja con cierta actitud apática con respecto al rico mundo intelectual que la rodeaba.No sé, me quedé con la sensación de un personaje renqueante.

Feliz domingo!
María ha dicho que…
Los silencios. Las miradas. Lo que piensas mientras tanto... ¡Nos encantó!
Jam lo intenta ha dicho que…
Me ha encantado y tu análisis es preciso al milímetro