Me acuso: yo adoctrino






Me acuso, soy profesora de lengua y literatura:  yo también adoctrino.
Yo adoctrino todo el tiempo a mis alumnos, les torturo lenta y de forma perpetua a lo largo del curso para que lean. NO acepto un NO como excusa y ni  una sedición de este orden. Leer debe ser el objetivo último de mi adoctrinamiento.
Les convenzo, de forma artera y sediciosa, de mil maneras de hacerlo, antes de acostarse, a cualquier hora, de pie, acostados.  
Que lean sobre lo que quieran, por placer, por aprender, por pensar, por conocer otros mundos, por volar, por vivir, ,por interés.
Sí, lo confieso, me acuso de fomentar un espíritu crítico, de enseñarles a que desconfíen de lo que ven, de lo que les cuentan, de lo que les venden.
Les adoctrino para que en un futuro sepan desconfiar de la información, de saber leer entrelíneas, de la necesidad de analizar e interpretarlo todo y no dejarse llevar por las hordas rutilantes del conformismo.
Sí, me confieso, para su mejor adoctrinamiento les hago visitar en excursiones a pies y bajo un sol aplastante las bibliotecas de la ciudad  y que conozcan el lugar donde se encuentra el tesoro.
Sí ya sé ustedes preferirían que les llevase de paseo a los centros comerciales y les adoctrinase sobre la mejor manera de ser un dócil ciudadano que mira escaparates soñando con poder adquirirlos un día.
Sí, lo confieso adoctrino continuamente y lo seguiré haciendo. 

Comentarios

María ha dicho que…
Así me gusta.
cereza ha dicho que…

"Sobre la educación popular: Mandar recitar de memoria lo que no se entiende, es hacer papagayos. Enseñen a los niños a ser preguntones, para que se acostumbren a obedecer a la razón: no a la autoridad como los limitados, ni a la costumbre como los estúpidos. Al que no sabe, cualquiera lo engaña. Al
que no tiene, cualquiera lo compra.

Simón Rodriguez"

15 de octubre
Beelzenef ha dicho que…
La lectura obligada puede resultar pesada, pero en algún momento encontrarán un tesoro
Anónimo ha dicho que…
por muchos años... y gracias por hacerlo

E.
chalyvera@gmail.com ha dicho que…
Esa clase de adoctrinadoras son crueles y tan necesarias en esta actual sociedad televisiva.


Besos
Jervalan Le Gris ha dicho que…
Y que existan muchas profesoras como tú!
TORO SALVAJE ha dicho que…
Y yo te aplaudo.

Y te beso (con permiso, claro)

Muakkkkkkkkkkk
Susana Peiro ha dicho que…
Me sumo al aplauso del Toro, fuerte y de pie. Y también al beso, grandote y con mucho cariño, Profe...una verdadera e inolvidable Profe.
Lenteja ha dicho que…
Pues anda que yo... ;)
Besos.Lenteja
Martín Eden ha dicho que…
Me sigues tocando la fibra sensible con estos temas. Ojalá yo hubiese tenido profesores que me adoctrinasen así, estoy seguro que eres una profesora ejemplar. Sin embargo, a veces dudo de la capacidad de los buenos profes en la lucha contra el monstruo. A veces pienso también en si es posible inculcar a alguien el gusto por la lectura o es algo que se va creando uno mismo con los años. A veces pienso que para saber leer hace falta una previa discusión interior con el mundo. Si esa pelea vital no existe, el lector no se hace. El lector tiene semilla y se hace árbol con el agua de los libros leídos. Es fácil perderse, por otro lado, en lecturas mediocres. No vale solo con leer, hay que leer bien, del mismo modo que no vale solo con vivir, sino vivir bien. Las lecturas mediocres son peligrosas igual que lo son aquellos libros que leemos antes de tiempo. Toparse con Juan Ramón Jiménez durante el primer año de secundaria y leido a la fuerza, puede desmoronar cualquier posibilidad de futuro. Me pregunto quién programará los temarios del departamento de Lengua y Literatura. Probablemente funcionarios que no leen nunca. En fin...

¡¡Un saludo!!
Arte en Madrid. Tíltide ha dicho que…
¡Magníficos consejos! Ellos, los libros, son nuestros mejores profesores y nuestros mejores amigos.
Por cierto, tengo problemas con tus comentarios en el blog de Tíltide. No sé a qué se deberá.Gracias por pasarte por allí.
Un abrazo y buen fin de semana.
Matilde.




Ico ha dicho que…
Martín planteas preguntas fundamentales que daría para más de un debate, yo desde mi humilde puesto de profesora intento crear hábitos de lectura, esto debe ser lo principal. Al comienzo de mi etapa docente me revelaba contra toda esa mala literatura juvenil que se daba a leer a los chicos en las escuela y reclamaba la lectura de los clásicos, pero poco a poco me he dado cuenta de que cada lectura tiene una edad y ahora lo más importante es que lean, que saboreen el placer de leer, tener estrategias de lecturas. Muchas veces el problema es que se aburren porque no comprenden lo que leen o les falta vocabulario y la mitad del significado de las palabras lo desconocen por lo que es preferible que empiecen con algo de literatura ligera o de entretenimiento que suelen ser escritos muy fáciles y asequibles a su nivel. Luego una vez adquirido el hábito irán haciéndose más exigentes o eso es lo esperable, pero como con la comida hay gente con la que le basta comer y otras que prefieren deleitarse con la comida.

Por cierto, yo leía a Juan Ramón Jiménez en la secundaria y me encantaba, ya ves.
Un saludo y gracias por tus aportaciones..
Fackel ha dicho que…
Eso: adoctrínales contra las doctrinas y sobre todo contra la peor de todas: la corrupción. Esa es la ideología tradicional de quienes se han cargado Educación para la Ciudadanía; por algo será.

Y ten en la mesilla de noche el "Juan de Mairena" de don Antonio. Alivia los desasosiegos.

Gracias por el valor.
pepa perez perez ha dicho que…
Según la RAE ADOCTRINAR es Instruir a alguien en el conocimiento o enseñanzas de una doctrina, inculcarle determinadas ideas o creencias. El sistema educativo ya de por sí, adoctrina en lo que quiere el poder establecido, Creo que la cosa va más bien por enseñarles y educarles en la libertad de poder elegir sus afectos y sexualidad, tolerancia, espíritu crítico y pensamiento divergente. Todo bajo el prisma del respeto hacia gustos, creencias, políticas y entornos.
En este marco tienen cabida los “Borjamaris” que compran libros de acuerdo a la decoración y “las chonis” que el único libro que entra en su casa es el Sálvame y el resto que leemos, visitamos con más o menos frecuencia bibliotecas o tenemos un sucedáneo en casa.
Pero aunque no esté de acuerdo con el término adoctrinar, sí con lo que haces., y creo que además de ser positivo el enriquecimiento personal será evidente en los chavales y por ende en ti. ENHORABUENA ICO.
Ico ha dicho que…
Fackel lo ha entendido perfectamente es un adoctrinamiento contra toda doctrina.
Lo que hace la educación es instruir o educar, estemos de acuerdo o no en el contenido y las formas, Pepa uso el término "adoctrinar" como un guiño o un sarcasmo si quieres al artículo del país donde los jóvenes del PP arremeten contra" el adoctrinamiento que dicen ejercen los profesores sobre los alumnos.. ¡¡ Que país, aquí ya todo vale¡¡
http://politica.elpais.com/politica/2013/03/25/actualidad/1364207419_408608.html
Esilleviana ha dicho que…
Yo también te aplaudo y te pido, por favor, que no te aburras, no te canses y no desistas de continuar con esta retahíla. Es muy necesaria.

un abrazo
Butterflied ha dicho que…
Gracias a los 2 o 3 mastros y profes que también a mí me adoctrinaron así. A los que me sugirieron lecturas o autores, a los que me dejaron libros sin pedírselos, a los que me enseñaron a elegir.
Y gracias a ti, por hacerlo con tus "peques". :)