Lo que esconde tu nombre


A veces uno escoge dos obras al azar del estante de novedades en la biblioteca y cuando las está leyendo comprueba que ambas, sin proponérselo, tratan sobre el mimo tema, el periodo de la Alemania nazi y la ocupación europea.
 Ocurre con los libros como con la gente, que uno no sabe dónde se los encontrará y que le deparará el conocerlos, y unas personas le llevan a otras y otras a unos, hasta comprender un día la  lógica escondida de los acontecimientos.
Lo que esconde tu nombre, fue Premio Nadal 2010, debe andar muy mal la narrativa española si da premios tan fácilmente y de esta guisa. La novela versa sobre una historia tan manida como insulsa, un anciano, antiguo superviviente de los campos de concentración de Monhaussen, viajará desde Argentina para seguir la pista a unos viejos nazis afincados en las costas española. Por otro lado, una joven embarazada contacta fortuitamente con estos adorables ancianos, sin saber quienes son.
La historia se desarrolla a dos voces, en primera persona, distribuyendo así la estructura narrativa en un recurso fácil y monótono. Ni si quiera el uso de la primera persona, le da a esta novela un carácter más sólido. Sus personajes son poco creíbles, poco desarrollados, personajes acartonados y maniqueos, una joven tan incauta como pueril y un anciano jubilado. La historia podría haberse desarrollado en un plano de intriga psicológica a lo Patricia Highsmith pero se queda en un abortado intento de mostrarnos las telarañas del mal en forma nazis retirados convertidos en dulces ancianos viviendo en la costa del sol. Diálogos insulsos y poca emoción en un relato de segunda.
La otra novela es Calles de las tiendas oscuras de Patrick Modiano, premio Goncourt en su momento, es a su manera, , una novela policiaca. No hay asesinos ni muertos, sólo una ayudante de detective sin memoria, que ha olvidado su pasado. La novela comienza cuando el protagonista decide saber quién es, ahora que su jefe ha cerrado las oficinas.
 Interesante propuesta narrativa, que ausculta los entresijos fluctuante de la memoria. Sin embargo, la novela peca de ser excesivamente fragmentaria como la propia memoria del protagonista que alumbrará de vez en cuando en leves destellos. Los capítulos son excesivamente breves como corresponde a los encuentros con desconocidos que le facilitarán alguna información y dar con nuevas fuetes. Como el juego de las muñecas rusas, unos personajes llevan a otros y así sucesivamente. Decepciona el final abierto, que dejará al lector igual que al principio,  desconcertado y sin salida. En el trasfondo,  Francia ante  la ocupación nazi o y el temor de sus gentes.
 Tendría que leer algo más de Modiano para darle mi pésame o visto bueno definitivo, con esta novela apenas se entrevé nada del que es considerado uno de los mejores escritores de Francia, a no ser un ágil manejo de la trama y un depurado estilo, muy del gusto francés, pero sin más fondo.
 u

Comentarios

Susana Peiro ha dicho que…

A veces los premios…ya lo decía el viejito Sábato “Cuando la literatura se vuelve peligrosamente literaria, cuando los grandes creadores son suplantados por manipuladores de vocablos, cuando la gran magia se convierte en magia de “music hall…sólo un impulso vital la salva de la muerte” Es bueno saber de tu experiencia con estos libros, que precisamente parecen carecer de ese “impulso vital”, tan necesario Querida Amiga.
PD: La rusa es MARAVILLOSA. Me dio enorme alegría que te agradara. Buscala (o dejala que te encuentre) no te defraudará. Un abrazo enorme para Vos!
mjromero ha dicho que…
Como siempre, son interesantes tus impresiones de lectura sagaz, a ver qué tal 'Blanco nocturno' no he leído nada de B. Piglia.
Antes tener el Goncourt era una garantía, grandes autores lo ganaron y ahí están, pero si luego llegan a betseller ya no me fío de la calidad.
Un abrazo.
ISA ha dicho que…

jejejeje, Nieves, esta vez no voy a hacer leña del año caido pero no me resisto a exclamar y con voz pasmada ¡Nieves está leyendo (perdiendo el tiempo) con "Lo que esconde tu nombre"¡¡¡. La que me voy a esconder soy yo, como sigas por ese camino, jajajaja.
Deberías hacer un blog titulado algo así como "No leas este libro o te llevas una h..."

En cuanto a los Premios: toda la razón del mundo, no leo a ningún autor que haya recibido un premio, llámese Goncourt, Nobel, Planeta o lo que sea, excepto los que han recibido el Booker Prize, en alguna de sus modalidades, y la verdad es que me han decepcionado muy pocos de ellos.

(Espero me disculpes al ser tan excéptica con la literatura española actual, pero es que no puedo con ella y encima creo que tengo razón en un 98%, a tenor de lo hablado con muchos especialistas de la misma).
Besos.
Por cierto ¡tengo ganas de verte ya!. ¿Cuando puede ser?. Píllate un vuelo baratito joé y te quedas en casa y no te cuesta na
Arte en Madrid. Tíltide ha dicho que…
Muchas veces he coincidido con tus apreciaciones, y en este primer caso (la segunda novela no la he leído) estoy también de acuerdo. ¡Es tan difícil escribir bien!Pero hay que lanzarse e intentarlo...Y mejorar.
El problema está en dar los premios con unos criterios que desconocemos: conseguir ventas, ganar amigos, hacer favores...¡A saber!
A mi me gustan tus comentarios. Me alegra haberte encontrado mientras trasteaba.
Un abrazo.
Matilde.
TORO SALVAJE ha dicho que…
Los premios literarios...

Menudo burdel!!!

Besos.
Esilleviana ha dicho que…
Has leído/escuchado esta noticia?

http://www.abc.es/cultura/libros/20130327/abci-premio-desierto-atentar-igualdad-201303271334.html

es sobre cómo asignan y desposeen los premios a escritores y demás personas relacionadas con la cultura.

éste es otro blog:
http://jaenblogs.ideal.es/abocajarro/2013/03/27/duele-la-minga-o-los-dedos/

al final solo hay que tener contactos, caer bien y en gracia para que te concedan un reconocimiento y premio público.

No he leído ninguno de los dos libros. De Clara Sánchez sólo recuerdo haber escuchado sus opiniones acerca de algunos relatos que participaban en cierto concurso de relatos cortos, de ésto hace mucho tiempo. Y recuerdo algún artículo de Vila-Matas en el que trataba la escritura y universo de este autor, nada más.
Seguiré tus recomendaciones, siempre suenan muy sensatas.

un abrazo
Esilleviana ha dicho que…
perdón el autor al que se refería E. V.-M. es Modiano.

:)
Ico ha dicho que…
Esilleviana,,, que me va a parecer, terrible, que haya estos guardianes de la moral en el plano cultural me parece penoso A veces por ser tan políticamente correctos perdemos el norte y muy mucho el sentido común. El arte, la literatura debe ser siempre libre. Un saludo
natsnoC ha dicho que…
Hola. Pues no me atrae demasiado ninguno de ellos, y si encima están ambientados en la alemania nazi, pues menos aún.

He visto que estás leyendo "Blanco nocturno" de Piglia. Ya dirás qué tal, a mi me dejó muy indiferente. Me preguntas ahora por él y sólo recuerdo retazos inconexos.
Anónimo ha dicho que…
Pues si llegas a leer El cielo ha vuelto (Premio Planeta 2013)...
Me parece demencial que se haya concedido un premio a una historia tan absurda y con tantas carencias de fondo y de forma. Qué pretende la "industria" literaria? Autodestruirse??

Argumentos.