Últimamente no acierto con mis libros de viaje. Primero, no sé dónde meterlos, ya que al no facturar los pesados volúmenes suman un kilo más a mi apretujado equipaje de manos, segundo, porque me entran una dulce modorra a la que no estoy habituada a esas alturas. Va a suceder lo que temía, que alguna avispada amiga me regale para Navidad un  lector de libro electrónico ( ¡¡horror¡¡ no sé ni cómo se llaman). 
Es un buen medidor esto de estar siempre en el aire. No hay libro malo que aguante esperas infinitas en salas del aeropuerto, horas interminables de viajes, interinsulares, peninsulares y estratosférico.
 Me sucedió la semana pasada con el libro de Rolf Bauerdick "El día que la virgen llegó a la luna". Debe ser que las cuestiones teológicas me aburren soberanamente. La primera novela de su autor, un periodista alemán, tampoco esto segundo habla  mucho a su favor, ahora que todos les hemos cogido un poco de manía a estos europeos de primera, gracias, la señora Merkel. Todo hubiese sido perdonable, ya saben soy una blanda si la historia me hubiese atrapado pero no fue el caso, ni en la forma ni en el fondo. Por mucho que su autor vaya defendiendo las minorías o exalten el "mea culpa" alemán, o critiquen los antiguos comunismo.
Así que mejor les hablaré de " la cena"  de Kohl, que tampoco es que sea la historia para echar cohetes pero el tema y su planteamiento bastan para dedicarles unas pocas líneas. La novela nos introduce en lo que parece una velada amistosa en un restaurante de lujo, sentados uno frente al otro dos hermanos con sus respectivas esposas se han reunido para hablar de sus hijos. 
El  narrador-protagonista un sarcástico y enamorado esposo, preocupado padre ante lo que parece rasgos violentos y antisociales de su hijo, irá desvelando rasgos de su personalidad y anécdotas vividas frente a su hijo. Es interesante el cambio de papeles de los protagonistas a lo largo de la novela.  Poco a poco se irá desvelando una realidad más profunda donde nada parece lo que es y donde todos ocultan la verdad. La modélica familia se irá convirtiendo en otra cosa distinta de lo que parecía y la tensión llega a un punto culminante cuando queremos conocer el desenlace. El final queda bastante ligero, se podría profundizar más en el origen de problema o buscar causas más realista pero, el autor, se decanta por un final superficial y  ambiguo.
No obstante, el dilema que se presenta es interesante¿ hasta dónde estaríamos dispuesto a llegar para defender a nuestros hijos? ¿Encubríamos un hecho luctuoso que haya cometido nuestro querido vástago para preservarlo de la justicia?
Merece la pena leerlo porque es una novela corta y amena, se agradece la primera persona aunque nos lleve el protagonista a engaños hasta el final, pero la intriga se mantiene bien de la segunda mitad en adelante, a pesar de que  las cuestiones técnicas se resuelvan con una decepcionante final.

Comentarios

ISA ha dicho que…

Si me permites una sugerencia, para viajes como los que mencionas o un fin de semana en que sabes que vas a tener poco tiempo, o ganas, de leer, a menos que se esté enganchada a un libro, yo me llevo siempre libros de relatos: son cortos, no necesitas ir página por página y al menos a mi, me encantan.
Te sugiero que te hagas con los dos temas de relatos de John Cheever, por ejemplo.

Del libro de Rolf Bauerdick ni comento.

Sin embargo si me gustaría contarte algo sobre el de "La cena".
Este libro se publicó, en castellano, en el 2010 y justo en diciembre del 2009 el Tribunal Supremo confirmó la condena por quemar viva, en 2005, en un cajero automático de Barcelona, a una mendiga, Rosario Endrinal (de 51 años), por parte de un menor de 17 años y dos amigos de 18, y de muy buenas familias de Barcelona cuyos apellidos no vienen ahora al caso.

Aquel hecho, cómo sucedió, quienes lo hicieron, me impactaron tanto que cuando salió "La Cena" lo hojeé varias veces en las librerias pero no lo compré porque me recordaba en exceso al suceso ocurrido en Barcelona que ya te digo me produjo una terrible y dolorosa impresión y cuyas referencias tienes aquí, por si quieres leerlas:

http://www.elmundo.es/suplementos/cronica/2006/573/1161468005.html

http://elpais.com/diario/2005/12/20/espana/1135033222_850215.html

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/20091224/supremo-confirma-condena-por-quemar-viva-una-mendiga/95787.shtml

Respecto al dilema que presentas en tu penúltimo párrafo te diré que quiero a mis hijos con locura pero jamás de los jamases los defendería ni excusaría si hicieran algo como esto o parecido. Ni a ellos ni a nadie de mi familia o amigos queridos.




ISA ha dicho que…

Por cierto los dos VOLÚMENES (no temas como he dicho antes) de Cheevers, Relatos I y Relatos II, se pueden descargar en:

http://www.quedelibros.com/autor/3913/Cheever-John.html
También puedes llevar contigo los cuentos de Chéjov, o Carver -Raymond-, muy apañaos para cualquier viaje.
TORO SALVAJE ha dicho que…
Bueno, gracias por lo de la recomendación.

Lo de la modorra irá a más.
Es inevitable.

Hasta que llega el día en que ya no despiertas.

Besos simpáticos.
Esilleviana ha dicho que…
No he leído ninguno de los dos libros que nos ofreces. Pero al hilo de las últimas preguntas, ayer en ví como un señor le preguntaba a Jordi Évole: "¿denunciarías y delatarías a tu hija y a su marido por algo que han hecho?", se refería a la infanta y su esposo Urdangarín, y Évole, no supo que responder...
Una compañera me ha dejado Misión Olvido y cada vez que lo tengo entre las manos, me duermo, literalmente. Pero tendré que leerlo, no? jaja

un saludo
Ico ha dicho que…
Aquí llueven cuatro gotas y nos quedamos todos sin conexión.. en fin.. ya estoy de vuelta.. gracias por la sugerencia.. conozco los cuentos mencionados y los hasta algunos de ellos he leído .. quizás me falta el Cheerver este.. Pero ya sabes como funcionas cuando tienes ganas de novelas no quieres cuentos..
Esevillana sólo decirte que " vaya valor... "jeje ..
Esilleviana ha dicho que…
no te creas... la flor que otra compañera me regaló y hace de marca página continua en la página 9 que corresponde a la primera página del capítulo 1.

:)