Fuera del mapa


Mi admirado Houlllebecqu me ha defraudado.  Voy a tener que pensar seriamente que el éxito afecta gravemente a los procesos de escritura. Me gustaba cuando era irreverente y  crítico. Debe ser que el exceso de buena críticas y su éxito, más fuera de Francia que en la misma Francia,  lo ha vuelto opaco y gris. En el mapa y el territorio hace algo que no había hecho hasta entonces, aburrirme. Su lado más ácido se dulcifica y el autor no reseña un país, su amada Francia, como el mejor agente turístico, encontrándonos con lo que debería darse en llamar: un libro pastiche. Es cierto que el autor, sociólogo por afición gusta de los datos, de las causas y consecuencias sociales de nuestro siglo, era casi su sello darnos unos apuntes sociales en sus  novelas, pero  esta vez ha priorizado el ensayo/pastiche sobre la novela.

Así, nos encontramos con reseñas dispersas y superficiales acerca de los hechos del mundo, sus ideas sobre la sociedad capitalista actual, las nuevas tecnologías, modelos de coches más caros del mundo, mejores cámaras del mundo, objetos que describe y detalla como un niño con un juguete valioso el día de navidad. En esa admiración por las ofertas y novedades que nos ofrecen el capitalismo es imposible ver una crítica seria sino más bien una rendición condicional a todas esas maravillas tecnológicas que alguien, con dinero, es capaz de adquirir. Podríamos decir que el escritor escoge o ha escogido el género novelístico como podría haber escogido el formato ensayo moderno y no habría ninguna diferencia. Es decir, una  reflexión huera sobre el arte y la nada, debe ser este el sello de los nuevos escritores, eso sí con su dosis de intertextualidad, su personajes reales, su pléyade de autores admirados, algunos críticos vilipendiados, en fin, parece que  se aprovecha y se venga así de unos cuantos en esta novela. Sirva este libro pues como documento para conocer personajes mediáticos de la actualidad francesa como, Jean Pierre Pernaut, o escritores amigos, como Fréderic Bigbeder o incluso sus artistas despreciados entre ellos, Picasso.

En el mapa y el territorio, no hay trama ni argumento. Tampoco hay personajes redondos  sólo vacios y superfluos porque lo que realmente importa es mostrar las reflexiones del autor acerca de la vida. El protagonista, alter ego del escritor artista que fotografía o pinta mapas de carretera de Michelin, es un ardid simple para hablar del arte, según la  contraportada del libro. Ni siquiera el recurso de encontrar al autor, Michel Houllebecqu, como personaje en la novela, ameniza la obra, pues repite incansablemente que es el autor de  Las partículas elementales o Ampliación del campo de batalla, magníficos libros, es cierto, pero nada que ver con este. El escritor, como en su ridícula novelita, Lanzarote, en esta ocasión, se ha salido del mapa.

Comentarios

ojo ha dicho que…
La foto me evocó al Gran Berta

Parece frustrante esa decepción literaria.
Yo leo poco, ya, pero pienso que aveces los estilos pueden cansar (auqnue siempre quede ahí ESA obra).

Me gusta pasar a veces por acá.


Saludos
ISA ha dicho que…

jajajaja y ya van dos seguidos, si no recuerdo mal. ¿En qué te basas para elegir una lectura?. Es simple curiosidad, yo también me equivoco a veces pero no creo que tanto como tu .)))
Los de Verdon he leido los tres que ha sacado hasta ahora. Y me han gustado, aunque quiere ser trascendente y creo que no lo consigue mucho, pero es lo mejorcito del género que he leido hasta ahora, mira esto: http://www.libros-literatura.com/inicio/novela-policiaca/286-john-verdon-y-el-thriller

Eso sí, como te leas a Grey y te guste rompemos peras, es insoportable.
Siempre en mi opinión, por supuesto.
TORO SALVAJE ha dicho que…
Gracias por ahorrarme la pasta.

Besos.
maslama ha dicho que…
vaya, resulta algo frustrante cuando un libro decepciona tanto. Espero que tengas más suerte con el próximo :)

besos,
Esilleviana ha dicho que…
He leído reseñas sobre alguno de las novelas que este autor ha publicado pero no he leído ninguno de sus libros.

"Es un antropólogo vestido de cínico que en esta ocasión endosa un estupendo traje de madurez. Prescinde de alardes efectistas, sienta cátedra en el sillón del presente imaginando el futuro y solventa su asunto con elegancia. Relean la novela dentro de unos años y comprenderán más y mejor su mensaje".

Hay personas a las que se le sube la fama a la cabeza...

Un abrazo :)

Ico ha dicho que…
Isa, si ya lo sabes, no compro libros, excepto claro de segunda mano. En la isla aún no he encontrado ninguna cercana por lo que acudo a la biblioteca y escojo según criterio y gustos personales, pero este ...las cincuenta sombras, especialmente lo escogí con mala leche para luego criticarlo... jjajaj o quizás aprender de él...??ya lo sabrás...
ISA ha dicho que…

jiji Nieves, tu sabrás si aprendes algo con lo de Grey, pero te advierto que ha sido leido, la trilogía, por miles de mujeres americanas para mejorar su vida sexual CON SUS MARIDOS (sí, esos a los que le cuelga algo por debajo de la cintura) .)))
mjromero ha dicho que…
Pues este escritor tiene mucha cosa, y ejerce una gran influencia sobre los escritores, jóvenes sobre todo, se ve enseguida. Yo cuando lo leo pienso en su madre, en los exabruptos de ambos a través de la prensa.
En fin, no es mis preferidos aunque no me desagrada.
Un abrazo.