1Q84



Hablar de las eternas cuestiones de la vida sin repetirse no es tarea fácil, pero Haruki Murakami lo consigue  en 1Q84. Sus personajes, son  seres solitarios en la gran ciudad que se preguntan sobre la vida, el amor o la muerte,  en esta extensa novela de corte fantástico.
Murakami tiene la capacidad de transformar en real lo más disparatado, de ahí sus muchos seguidores, a base de detallarnos minuciosamente los acontecimientos que relata. En 1Q84 crea, como él sólo sabe hacerlo, un mundo mágico donde todo es posible, y sus historias y personajes parecen siempre creíbles gracias a una pulida técnica realista. Así, nos imaginamos a la moderna ciudad de Tokio por donde desfilan curiosos o reconocidos personajes ricos en matices y contradicciones. Pero nada resultada nunca impostado ni acartonados porque la pregunta que siempre sobrevuela en todas sus páginas es el límite entre la realidad y la ficción, y por ende, qué es la verdad  o qué el sueño; esto convierte a sus narraciones a la fuerza en fantásticas pero sabiendo que nos habla sobre lo más profundo del ser humano.
En este mundo de dos lunas  que es 1Q84, nada parece lo que es, no hay espacio ni tiempo seguro,  incluso las percepciones de la realidad que tienen sus protagonistas son  puestas en duda. En este universo caótico y extraño donde reina la soledad, sólo hay una autopista subterránea de salida: el amor. Sólo este sentimiento, solidario y capaz de todo, nos puede devolver nuestra propia imagen y situarnos en el mundo verdadero.
Los protagonistas anhelan encontrarse sin buscarse, confiados en que el destino los unirá un día. Esta idea romántica acerca de la vida y del amor es quizás lo que atrapa y embauca de Murakami, lo que hace que sus historias tengan ese aire desgarrado como “Tokio Blues” o un  lado mágico, como en el " El pájaro que da cuerda al mundo"
En 19Q4 hay quizás demasiado detallismo, la descripción es tan profusa que ralentiza la lectura y convierte a esta fábula en una novela de 730 páginas, pudiendo quizás ser muchas menos. Sin embargo, contrarresta este exceso el uso de un lenguaje natural y ameno. Como buen maestro de la intriga que es, te atrapa hasta la última página con una parábola de nuestra sociedad actual.

Comentarios

Yanina ha dicho que…
Hermosa novela, muy bueno tu comentario sobre ella,
y me gusta la etiqueta "alimento para el alma"
SAludos!
maslama ha dicho que…
recuerdo haber leído La caza del carnero salvaje, y que me gustó mucho. Este lo tengo entre mis pendientes..

besos,
Esilleviana ha dicho que…
El mundo es una lucha eterna entre una memoria y otra memoria opuesta.
H. Murakami

“aunque la obra es de corte fantástico, los detalles de las descripciones son extremadamente realistas… todas las historias contienen algo que llama la atención… su capacidad de imaginar no es normal…”.

En varias ocasiones lo he tenido en la mano pero lo he abandonado por otro título. Lo buscaré porque esta reseña se ve bastante interesante.

Un abrazo :)
Lucía ha dicho que…
Si el reloj no marcase ésta madrugada, mantita literaturada, yo iría a comprar ya mismo al amigo Murakami, para estrujarlo en mi pecho, porque tu gran entrada merece el acto.


Saludos :)
Butterflied ha dicho que…
La canción de mi entrada sí que tiene tintes religiosos, si te fijas en el vídeo son señoras que se preparan para ir a una misa y demás. Pero me la llevé al terreno amoroso, a la distancia tanto física como emocional que me separa de mi chica y a que estoy un poco tonta últimamente...
Anónimo ha dicho que…
Siendo casi una incondicional de Murakami, esta última novela suya me dejó con mal sabor de boca.
Me parece una versión, por no decir una repetición, de "La caza del carnero salvaje".
Me sigo quedando con "Kafka en la orilla", "Tokio blues" o "Sputnik, mi amor".

Saludos.
TORO SALVAJE ha dicho que…
Lo confieso.
Soy un pecador.
He renegado de Murakami.
Sé que eso puede llevarme a la hoguera pero no voy a callarme.
Después muchos y muchos libros suyos he llegado a la conclusión de que buenos, buenos... quizás cinco o seis, lo demás es pura paja mental.

Besos.
chalyvera@gmail.com ha dicho que…
Ultimamente he decidido huir de esa literatura pesada, sicoanalitica, la vida ya en si es pesada, para añadirle encima eso. A ti te agradan esos temas, yo busco ahora ligeros, fantasticos, ahora estoy embarcado en leer la saga de La rueda del tiempo, son 19 tomos y voy por la mitad.
Bueno, tu ya sabes: cada loco con su tema.

Besos
Selvatika ha dicho que…
Hola Iko! Me ha pasado esto un amigo, porque le he dicho que estaba leyendo un libro de Murakami. Y que como me lo compre, no puedo ir a un teatro, donde el toca el bajo :) es una obra de teatro acompañada por musicos. Y nada ahora te paso el enlace para que lo veas si quieres, me dice que el estuvo alli viendo la exposicion hace como tres años :)

Un beso, tus escritos siempre me duran lo que dura que llegue tu inspiración para escribir una nueva entrada :)

Selvatika ha dicho que…
http://www.guggenheim-bilbao.es/exposiciones/murakami/
Selvatika ha dicho que…
Ya me parecia raro que fuera a una exposicion de el.. No es el mismo Murakami no?? Bueno otro Murakami de Tokio :)
Ignacio Carcelén ha dicho que…
Yo lo dejé cuando aún me gustaba, pero es un gran escritor.
Sandra Montes ha dicho que…
Hola
Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
Si estás de acuerdo házmelo saber.
PD: mi email es: montessandra22@gmail.com
Sandra.