La voz dormida

Les marco como tarea a mis alumnos de 3º de la ESO que vean el debate televisado entre los dos candidatos a la presidencia. Para qué protestan aireados, si no podemos votar aún, qué nos interesa a nosotros la política. Les respondo que hay que estar informado de lo que pasa en el mundo, que ellos son el futuro y deben saber lo que ocurre en él.

Esta misma actitud hostil y cerril suelen tener algunas personas cuando se les habla de la necesidad de conocer nuestro pasado. Para qué, la guerra civil queda muy lejos y el franquismo ya pasó, responden algunos con igual actitud infantil. Sin detenerse a pensar que la historia, tal como la conocemos, fue contada por los vencedores. La voz de los vencidos, de los derrotados siempre fue acallada, de ahí la necesidad de recobrar la memoria histórica con novelas como estas.

Y es que en los libros de historia jamás nos contaron nada sobre los maquis, los guerrilleros antifranquistas españoles que organizaban las partidas desde la montaña; de ellos trata “donde nadie te encuentre” jugosa novela de Alicia G. Barlet. La historia contada a dos voces, nos narra la vida de su protagonista, el último de los maquis, Pastora, hermafrodita, que pasó toda su vida escondida-o y aislada-o en la más absoluta soledad de los montes. Paralela a ella transcurre la historia en tercera persona de una curiosa pareja, dos personajes antagónicos, un médico y un periodista en la búsqueda de este mítico personaje.

La autora catalana, experta en novelas policíacas sabe mantenernos en una expectativa creciente, en una sostenida tensión hasta el final donde nos esperará otra vuelta de tuerca más. Una narración ágil y amena donde sólo eliminaría algunos pasajes sobre los asaltos por demasiado repetidos y sabidos, pero, en conjunto, una novela bien escrita.

Sobre el sufrimiento, la soledad y el silencio de un grupo de mujeres de la posguerra española trata la novela de Dulce Chacón “La voz dormida”. Es la historia de las mujeres “rojas” de la posguerra, quienes a causa de su ideología política sufrirán torturas, encierros y fusilamientos después de alzamiento franquista. Curiosa novela si conocemos por la Wiki que su autora, Dulce Chacón, fallecida tempranamente en 2003, nació en una familia de derechas. Sin embargo, la autora siempre estuvo vinculada a movimientos de izquierda, “ni rencor ni olvido” reclama, defendiendo la necesidad de que no fuesen silenciadas la historia de los vencidos sino que fuesen expuestas a la luz pública.

Así, como Giménez Bartlett sabe aprovechar los recursos de la novela policiaca para su novela, Chacón hará lo mismo con sus dotes como poeta, presentándonos los hechos de algunas escenas como actuales o anunciándonos un fatal desenlace, de esta forma consigue darle un acertado lirismo y dramatismo según convenga. Aún así, la estructura de la “Voz dormida” es mucho más endeble que la de “donde nadie te encuentre”, la trama adolece de un ritmo vivo, volviéndose por momentos monocorde. No obstante, esta ingenuidad novelística estará acorde con la sencillez de las vidas de unos personajes truncados por la guerra.

El valor añadido de ambas novelas está en que sus autoras aprovechan la información real de fuentes de documentación histórica sobre los personajes, algunas testimonios son extraídos incluso de primera mano.


foto de la guerra civil española mujeres guerrilleras de las tropas antifranquistas

Comentarios

ISA ha dicho que…
Ya sabes que no leo ni a la Chacón ni a la Barlett, que no me gustan nada de nada.
Pero si que estoy contigo que la historia, y más la reciente, NO se puede olvidar porque se puede repetir.
No tengo gente joven alrededor (las mellis tienen dos años y no sería "apropiado", pero a mis hijos que todos rondan o pasan la treintena estoy siempre dándole la murga con la guerra civil. Que obviamente no conocí más que a través de padres, parientes y libros.
Y por eso me pareció magnífico lo de la memoria histórica, que se irá al carajo con los del PP, que a fin de cuentas fueron los herederos vencedores y me niego a no poner mi granito de arena contándole a mis hijos todo lo que pienso, aunque ellos (a su vez) piensen que "ya" estoy con las batallitas. Y espero que alguno/a de ellos/as me diga esta palabreja, porque se va a llevar una colleja de las mías, o sea de las que duelen.
adriana rey ha dicho que…
El pasado no termina de pasar... creo que es la razón por la que se hace necesario hablar de ello, y escribir, y leer... ojalá los nuevos jóvenes se atrevan a hacer que el pasado por fin pase... pero no va a poder ser si lo esquivamos...
muy interesante lo que escribes, como siempre.
moderato_Dos_josef ha dicho que…
Estimada Ico, probablemente has escrito, uno de los post más interesantes que he leído en toda una tarde de moverme por blogs aburridos. Sobre la novela de Alicia G. Barlet, me parece que había oído algo; además, el otro día vi la Película de Guillermo del Toro: El laberinto del Fauno; una maravilla que supongo habrás visto hace tiempo, y si no te la recomiendo. En cuanto a La voz Dormida de Dulce Chacón, quien no ha leído u oído la historia de las Teece Rosas, las trece muchachas fusiladas por el régimen franquista. Tendré muy en cuenta estos títulos para leerlos próximamente.
Un placer visitarte.
Un abrazo.
Josef.
TORO SALVAJE ha dicho que…
He leído algunas novelas policíacas de Barlet y bueno.... para pasar el rato y poco más.
No las compraría.

Besos.
40añera ha dicho que…
La verdad es que no conocía la novela antes de ver la adaptación al cine, imperdonable ya lo se, pero son cosas que me pasan últimamente que ando escasa de tiempo. Tu análisis es realmente bueno y ya la había comprado tras salir del cine y la tengo a la espera pero ahora la adelantaré.
En cuanto a la memoria: tu lo has dicho la historia la escriben los vencedores y tenemos que ahondar en esas otras historias para conocer y ser capaces de encontrar verdades que nunca serán certezas inamovibles, aunque ahora tus alumnos no lo crean el día de mañana se dirán que han tenido una grandísima profesora por esto

Besotes
Hormiga ha dicho que…
me lo apunto.
Belén ha dicho que…
No sé si algún día veremos la Guerra Civil como algo que pasó sin que nos duela.. porque aún nos duele...

Besicos
Alf. ha dicho que…
Gracias por tu comentario. Te mando muchos besos.
Anónimo ha dicho que…
Estoy indignada con Donde nadie te encuentre de Bartlett.En mi opinión sobra todo lo del siquiatra y el periodista que son planos e inverosímiles,además de extemporaneos.El francés parece que no recuerda nada de la ocupación alemano-nazi de su país y de lo colaboracinistas que fueron y del trato que dieron a republicanos españoles en sus c.de concentración