El país de las mujeres

Si usted es de las que piensan que el mundo iría mejor si lo gobernaran las mujeres, El país de las mujeres es su novela. Si usted es de las que le gusta que le den en dosis ligeras tesis hembrista esta es su novela. Si usted es amante de soluciones simplistas para salvar el mundo léala.

Si en cambio es usted de las que se toma algunas cuestiones en serio y le gusta profundizar en algunos temas le podré le podré contar que El país de la mujeres de Gioconda Belli es una diarrea mental. Una mala novela de tesis donde la escritora (por llamarla de algún modo) expone sus ideas simplistas y hembritas sobre el mundo.

He aquí el argumento: un grupo de mujeres toma el poder en un país imaginario de Sudamérica y manda a todos los hombres a casa para que realicen las tareas del hogar antes encomendadas a las mujeres. Las mujeres organizan el país de la manera más absurda y plomiza del planeta, viejas ideas, cuerpos de maniquís, como la idea de ir por los pueblos haciendo la pedicura y explicando su programa político.

La idea del libro en su origen podía resultar hasta simpática y dar como resultado una parodia social desternillante, pero desgraciadamente no llega a tal grado, se queda en un vodevil ramplón y zafio, de personajes absurdos y planos. Una especie de delirio mental producto de la resaca que deja una noche loca de ron de garrafa.

Eso sí, como no hay libro malo que de él algo no se aprenda como decía Cervantes, yo lo he propuesto a mis alumnos como ejemplo de cómo no se tiene que escribir, a saber: evitar el uso de frases simples y coordinadas, el abuso continuado de las mismas indica casi siempre un pensamiento simple. Renunciar a los localismos y vulgarismos, etc… y les muestro un ejemplo.

“dieron rienda suelta a sus sentimientos de impotencia y a sus deseo de que las tareas del hogar no les cayeran encima como norias que tenían que jalar como mulas”.

Sé que algunas feministas me odiarán, más si cabe, puesto que adoran a Gioconda Belli, aunque escriba esta basura donde expone sus ideas simplistas sobre el mundo y el papel de las mujeres. Qué le vamos a hacer. No entraré me temo entre sus admiradoras, aún así no creo que le hagan falta. Ella misma se encarga de hacerse autobombo en la novela auto-citándose “Era una camiseta blanca con la línea de un poema de la poeta nicaragüense Gioconda Belli, que decía simplemente YO BENDIGO MI SEXO”. ( pag. 112)

Y es que este ideario hembrista tiene también sus adeptos.

Comentarios

MAGAH ha dicho que…
aja...

he leído otras cosas de ella y nada me ha parecido tan bueno.

Siempre un gusto leerte a vos y no puedo dejar de imaginar que lo mismo me lo dices, me lo cuentas en persona, yendo y viniendo por el lugar o sentada en el sillón del living con la patilla de tus anteojos de leer en la boca.
Abrazo!
40añera ha dicho que…
A mi tampoco me gustó, mira que la idea de partida pensé que podía sacarse jugo pero nada de nada
N beso más
J. G. ha dicho que…
regulín regulán, buena aportación la tuya aunque no convezca la otra. saludos
Belén ha dicho que…
Algunas cosas de Gioconda parece de manual de autoayuda, pero otras me parece brillante...

Besicos
Glora ha dicho que…
Jajaja... ya intuía yo que esta novela no iba a estar en tu sección "libros que no se te pueden escapar"...
Besos
Kika Fumero ha dicho que…
Interesante aportación. Clara y tajante!! ;-) Tomo nota. Un abrazo, Ico
ISA ha dicho que…
Jajajajja, no crei que fueras a ponerla tan verde. De mayor quiero se como tu: poder comentar alguna mierda de libros. Claro que también es verdad que como un libro no me convenza en las 10 primeras páginas, a la papelera va. Y desde luego tengo una larga lista de autores para NO leer y la Gioconda está en ella.
También está Arturo Pérez Reverte. (Es que si no lo digo reviento), afgggggggggggggggggg
TORO SALVAJE ha dicho que…
Lidia Falcón (feminista turulata) afirmaba con vehemencia que se debería invertir ingentes cantidades de dinero en investigar la posibilidad de que los hombres pudieran quedar embarazados.
No era una broma, lo decía hace muchos años y lo decía en serio.
Todavía anda por los platós de televisión mostrando al público su desequilibrio mental y cobrando por ello.

Besos.
Anónimo ha dicho que…
Me voy a comprar el" Manual de la buena esposa, madre y ama de casa"....AHORA VUELVO.
(..NO COMMENT)
BESOS
la bohéme
Anónimo ha dicho que…
¿La Merkel no es de este tipo no?...
VeroniKa ha dicho que…
apuntado queda, aunque no soy feminista ni me gustan los extremos.
Me parece que cualquier persona sería capaz de hacer las cosas bien si solo piensa un poquito en la humanidad entera...pero claro, ahi da igual la guerra de los sexos...
saluditos
chalyvera@gmail.com ha dicho que…
Por lo menos le debe despertar a uno una carcajada, me gustaria reirme de la autora.


Besos
moderato_Dos_josef ha dicho que…
Creo que no leeré el libro. Hago caso de tus recomendaciones, que me dejan un poco chafado porque yo como seudo escritor, a veces escribo cosas buenas pero otras (y en este apartado entra el último relato) me quedan un tanto ramplonas.

Un placer visitarte. Por cierto entro desde el blog de una amiga tuya, y al blog de tu amiga entré desde el blg de mi estimada Mixha. Como verás voy saltando de blog en blog.

UN abrazo.
adriana rey ha dicho que…
Hola Ico! te dejé otro comentario, pero no se por que no aparece... debe ser porque Kika y yo estuvimos desaparecidas tanto tiempo de la blogósfera... todavía te acuerdas de nosotras?