No pude con él

No puedo con él. Y mira que lo intenté, pero es superior a mis fuerzas. Dublinesca es un tostón, sí un tostón muy intelectual, con muchas referencias literarias y mención a otros tantos autores, tan en boga ambas cosas, pero un verdadero tostón.

Y cómo no lo podía ser si cuenta la vida de un editor, alter ego del escritor a punto de convertirse en hikikomori (adicto al ordenador) y que decide dar un viaje al Dublín de Joyce para rezar por su juventud, por la pérdida de la galaxia Guttember, por la llegada de la decrepitud. Incluso la literaria.

Quien sabe. Igual es la novela más biográfica del autor y debo sentir lástima por el autor en esta fase decadente, pero la empatía se vuelve nula cuando ataca de forma visceral la tradición literaria española, tan realista y prosaica comparándola con el habla ramplona de un camarero. Me queda el consuelo de libros geniales como Suicidios ejemplares” o “ Baterbly y compañía” pero, y ya saben que soy insobornable, no pude acabarme “Dublinesca” .

Por lo que llego a la conclusión de que debo ser una mala lectora, como lo son todas esas personas que no le gusta Dublinesca. A mi me parece sobre todo diarrea mental de un tipo aburrido, un diletante a dandy. El libro está bien escrito, pero su tema es insustancial, monótono,decadente.

Al cabo, me doy cuenta de que no me interesa este tipo de literatura donde se cuida tanto la forma y las alusiones literarias que olvidan el fondo, contar algo de algo, como por cierto hacen los grandes escritores españoles de Cervantes a Galdós. Con decir que me dio ganas de volver a releer “Cien años de soledad” para volver a leer historias.

En fin, que tengo la sensación de que a Vilas Matas lo que más le fastidia es ser español, menos mal que, le salva ser catalán.

El buque fantasma” de Andrés Trapiello es una novela sin pretensiones pero bien escrita, con un humor irónico, hace un repaso a la vida llevada con nuestro abuelito Franco, un poco trillado el tema pero con pasajes interesantes. Sobre todo por la mirada lúcida y descreída del autor sobre los ideales de juventud. La tesis defendida es que de nada sirvió la lucha política llevada por los estudiantes, las protestas, los apresamientos, porque el proceso democrático se hubiese llevado de igual forma. El autor desenmascara a los falsos ideales, las luchas intestinas dentro de los partidos la delación, los fanatismos políticos o la ortodoxia de los partidos.

Una mirada retrospectiva a unos años que pasaron en una prosa teñida de ironía y de realismo, pero bastante digna, seguramente una novela para ajustar cuentas con el pasado, de ésas, tan dentro de la tradición literaria española, y de las que, probablemente, Vilas Matas se avergonzaría.

Comentarios

TORO SALVAJE ha dicho que…
Tomo nota para no leer ninguno de los dos.

Gracias.

Besos.
Anónimo ha dicho que…
Una ex mía siempre decía, es tan importante el "fondo" como la "forma"; Parca y reservada ella es en su forma, no obstante, gran persona, toda una exquisitez, con un fondo para enamorar...

Otra ex mía, elegante, correcta y bella en la forma, ésto seduce enormemente, sin embargo, muy perdida en su fondo...

Reconozco que en ciertas ocasiones me pierden las formas, quizás por mi temperamento pasional, de transparencia absoluta,exagerado sentido de la justicia...
Mi fondo me lo reservo, prefiero ser descubierta y no llevar a engaños(es fácil venderse)...

Quizás mi comentario nada tenga que ver con tu entrada literaria, mis disculpas.

Pero...

Interesante Ico, siempre una o dos palabras tuyas, me transportan...

Concha.
María Pérez ha dicho que…
A mi me gusta la música, me encanta la música, toda la música pero dentro de la música tengo mis preferencias, unos estilos los aguanto mas que otros, de algunos, si puedo huyo, pero si que puedo decir que hay un estilo de música que no me gusta, simplemente no me gusta nada y es esa música cacharrienta de tumtumtumtum desde el principio hasta el fin, no me considero mala "oyente" de música, simplemente hay música que no me gusta. Lo mismo me ocurre con la Literatura, y no me considero mala lectora, solo que tengo mis gustos y mis opiniones al respecto.
J. G. ha dicho que…
también tomo yo nota

saludos desde la penin
Beelzenef ha dicho que…
Me ha encantado lo de diarrea mental: adoro esa sinceridad que impacta
mjromero (alfaro) ha dicho que…
Si no te ha gustado has hecho bien en dejarlo, sobre gustos.., ya sabes.Lo cierto es que son escrituras densas, del detalle, de cuidar mucho el lenguaje, ya me gustaría dominar la palabra como cualquiera de ellos dos, deleitarme con ella incluso.
Un abrazo.
Anónimo ha dicho que…
Creo que la forma debera estar relacionada con el fondo. Pero existen autores y muy distinguidos y elidos que se pierden en la forma. Si la forma es elegante, distraida y amena, el fondo pierde algun interes.

Un beso
Mármara ha dicho que…
Hace mucho tiempo, incluso antes de conocer el Decálogo de Pennac que decidí no acabar un libro cuya lectura no me apasionara.
Por lo que cuentas de este par, de libors, creo que me los voy a ahorrar. Y, mira que cuando entraba en tu blog y veía la carátula de "Dublinesa" se me iban los ojillos... Qué bien que lo hayas comentado.
Belén ha dicho que…
No pasa nada, yo tampoco he podido con muchos libros y al principio me sentía fatal, pero chica... ya es que ni me molesto, si no me gusta, pues no me gusta :)

Besicos
Candela ha dicho que…
Hasta no hace mucho me daba apuro decir que no había podido terminar un libro, a veces de gran talla incluso, pero es cierto que dejé muchos a medias y seguiré haciéndolo, que para pasarlo mal ya está lo inevitable :)

Un beso
Anónimo ha dicho que…
Yo empiezo a leerlo hoy. Ya te diré. A mí me pasó algo parecido con "Al pie de la escalera" de Lorrie Moore. Y con algunos más. Para mí dejar un libro no me supone nada. ¡Hay tantos por descubrir! Cada persona tiene que encontrar los suyos.
Hay una escritora, Clarice Lispector, que quiero leer. Es una de las preferidas de Flavia Company ( al que tampoco he leído y tengo pendiente L'illa de l'última veritat). ¿ Tú has leído a Lispector?
Besets.
Ico ha dicho que…
A Lispector no he tenido ganas de leerla pero no he tenido la suerte de encontrarla por la biblioteca, así que algún día aterrizará en mis manos...de Flavia ya reseñé uno que no me gustó nada
40añera ha dicho que…
Menos mal que tu me quitas el trabajo de atragantarme con ellas.
Un besote guapa y buena semana
Anónimo ha dicho que…
Hola, Ico.
A mí sí me gustó Dublinesca, lo ví original y entretenido. Me gustan los libros que llevan a otros y éste parecía el caso.
Luego, en una conferencia de Vila-Matas, éste comentó que se inventaba las entrevistas y los datos.
Una, que continúa siendo crédula, lo creyó. Es más, uno de los personajes de Dublinesca, Vilem Vock creo recordar, lo busqué en librerías y no existe. Se lo comenté al autor y respondió: "¿De verdad lo buscaste?". :) :) :)
Anónimo ha dicho que…
Un placer por Nandara...

( lo que a continuación expongo, espero ser tenida en cuenta, pero no juzgada, sólo pienso en letras, sin ánimos de... )

Ico, ha de marcar el ritmo de lo que se lee?
Lee, escucha, siente, huele,acaricia...y después de...atrévete!

Concha.
almena ha dicho que…
No, ninguno lo he leído.
Pero tu experiencia me sirve...

:)

un abrazo!
Ico ha dicho que…
Concha, la pregunta era para mí? No la entendí, debe ser que ando espesa...
Anónimo ha dicho que…
No


Concha.
Anónimo ha dicho que…
que has querido decir con "En fin, que tengo la sensación de que a Vilas Matas lo que más le fastidia es ser español, menos mal que, le salva ser catalán"?