Aquí lo celebramos dos veces




Ya se fue para siempre 2010, nos lo bebimos, pasaron los 365 días con sus noches. No quise escribir los rencores, lo malo del dos mil diez para quemarlo en la chimenea como hizo J. No había sido un año malo, tampoco demasiado bueno. Sólo un gastarse los días, y de repente los meses que pasan volando y algunas horas tan cortas. Por eso sólo escribí un deseo, quizás dos y los quemé en el fuego. Así que no sé si eso invalida el deseo o lo purifica. Yo pensaba que eso se hacía en la noche de San Juan le digo a J. No, me responde, también ahora. Cada uno de nosotros escribió entonces todo lo que quería quemar del año viejo. Y mientras las botellas de lágrima negra caen una tras otras, miramos de vez en cuando el reloj de la cocina no ser que no se nos vaya el tiempo.

Me he pasado la mañana en la cocina, ahora sólo falta calentar algunos platos, esperar al resto. Encendemos la tele, qué sería un fin de año sin campanada. Alguien anuncia que ya van a darlas. No, es en la península, dice C. Bueno pues brindemos por ello. Hay diferencia de opiniones, finalmente abrimos un champán por el resto, por los amigos de la península, por la familia de algunos que viven en el otro lado donde el tiempo es diferente. Y entonces sentimos una especie de nostalgia indefinida cómo si algo hubiese pasado sin nosotros. Para espantar esa tristeza alguien dice algo sobre las presentadoras de Telecinco, no conozco a ninguna. Me dicen los nombres, no me gustan, demasiado delgadas. Me miran extrañados.

Bailamos con Rafaela Carra, para hacer bien el amor hay que venir al sur, y si te deja no lo pienses más, búscate otro más bueno, esta es mi canción, grito, el alcohol me da una euforia alegre, bailarina. Nos sentamos en la mesa, pero ante tanta comida ya no tengo hambre. Seguimos bebiendo, preparando la próxima fiesta, qué tal si nos hacemos una carroza para carnaval, hace falta más gente, son caras las licencias, la gran mayoría estamos de acuerdo. Aún quedan dos meses, pero se podría empezar.

Encendemos la Tele canaria, el mismo programa de todos los años, un humorista decadente que sólo hace gracia a algunos y en “clave de j”, humor simple, ridículo, por ejemplo, un bufón que hace de borracho y se bebe una vaso de algo sin respirar, una mujer vestida de vieja o de mujer de campo. Un humor torpe que consiste en reírse de los otros, de los pobres o de los que no saben hablar, pero los más que se ríen son los pobres o los que no saben hablar. Aún así lo miramos sin oír, resignados con las uvas en las manos, pensando en silencio que esa bazofia, cutre y ramplona no nos representa, pero como ya estamos borrachos, no nos importa.

De pronto el campanario, la torre y el reloj que está a punto de dar el campanazo. Las uvas preparadas, contándolas no ser que falte una. Empieza la cuenta, una, dos, tres, a la cuarta hay que concentrarse mucho para no vomitarlas todas y seguir masticando y tragando. Sin pipas había dicho mi hermana. En el silencio de las campanadas la voz de C que dice, más verde que el coño, y no tenemos que doblar en dos para poder reír y seguir tragando la boca cerrada para que no se salgan. Luego besos abrazos, J está llorando se le ha caído una uva y no la ha encontrado, le faltan aún por comerse tres. Y ya estamos en otro año diferente, en un 2011 escuálido y feo, y otro año más vieja, más demacrada frente al espejo, con la garganta jodida y una voz que no parece mía, que casi desaparece.

Comentarios

alejandra ha dicho que…
A nosoros este año se nos olvido brindar... Yo no he seguido ninguno de los rituales establecidos, bueno, si, uno sí... Bragas rojas.
Cada año recogia y limpiaba mi casa concienzudamente, me ponía mis mejores galas, me pasaba una hora frente al espejo y comia mis doce uvas con su deseo... Pero visto lo visto, este año deje mi casa patas arriba, me vestí de cualquier manera, y no me añugue con una sola uva, en su lugar escogí los besos de mi hija.
Anónimo ha dicho que…
Se me cayó una uva y en vez de seguir comiéndomelas o ir a la cocina por otra, no paré de buscarla....dice mucho de mi personalidad, ñoña y sensible de no querer perder mi uva jejejejejjej, espero que esto no condicione a tener un buen año. que tus deseos para el 2011 se cumplan y yo los pueda ver.

bss ico

JJS
TORO SALVAJE ha dicho que…
Ya acaba el circo.
Ahora empieza la realidad.

Besos.
SaRiTiSiMa ha dicho que…
Recuerdo, de cuando estuve viviendo en LPA, aquella extraña sensacion q me provocaba felicitar el año a mi familia... una hora antes!! En cierto modo tambien yo lo vivia dos veces. BeSoS y FeLiZ aÑo
Glora ha dicho que…
Que tengas un buen año, preciosa!
Besos
María ha dicho que…
Pues yo te veo imponente en esa foto.
oliva ha dicho que…
María tiene razón, estas muy guapa, ah no, que imponente es más que guapa...

Este mundo inventado que en determinados momentos vivimos, como hoy señalaba monseñorroucavarela (oh,oh,oh) esta sociedad antinatura que hemos creado en el que... -esto ya es mío, no del clérigo- es un teatro, en el que hay momentos que apetece participar y en otros, solo deseamos evadirnos, rehusando a interpretar el papel que nos imponen. Mi/nuestra nochevieja fue más sencilla, sin la parafernalia de estar con las mejores galas, para eso soy muy poco tradicional, no me tomé las doces uvas, eran demasiado grandes y a la cuarta ya no había cabida para más... lo importante, estar con quien te apetece y del modo que ambos y un tercero, hemos elegido.

es un placer leerte.

un abrazo
fiorella ha dicho que…
Que tengas un muy buen 2011!!.Un beso
Ps. C. Alma ha dicho que…
Encantadora tu entrada!!

Excelente foto

y excelente cuando mencionas lo del baile con Rafael Carra... y lo que le sigue!!


Lo mejor para este "escualido" e incierto 2011...
un abrazo!
Alma
Anónimo ha dicho que…
Advertencia

Si alguna vez sufres -y lo harás-
por alguien que te amó y que te abandona,
no le guardes rencor ni le perdones:
deforma su memoria el rencoroso
y en amor el perdón es sólo una palabra
que no se aviene nunca a un sentimiento.
Soporta tu dolor en soledad,
porque el merecimiento aun de la adversidad mayor
está justificado si fuiste
desleal a tu conciencia, no apostando
sólo por el amor que te entregaba
su esplendor inocente, sus intocados mundos.

Así que cuando sufras -y lo harás-
por alguien que te amó, procura siempre
acusarte a ti mismo de su olvido
porque fuiste cobarde o quizá fuiste ingrato.
Y aprende que la vida tiene un precio
que no puedes pagar continuamente.
Y aprende dignidad en tu derrota,
agradeciendo a quien te quiso
el regalo fugaz de su hermosura.

De «Los vanos mundos» de Felipe Benítez Reyes

Ojalá que puedas vivir cada día de tu vida como tanto te gusta.
frida ha dicho que…
feliz entrada de año...dos veces o las que sean para comerse y beberse el mundo!!
dintel ha dicho que…
Me ha gustado tu fiesta!!!
Bur ha dicho que…
a sumar otro año :)
La sonrisa de Hiperión ha dicho que…
Dos, y las que hagan falta... jajaja


Saludos y un abrazo.
Raquel ha dicho que…
Esa diferencia horaria la vivo constantemente, las 7 más cuando estoy allí, las 7 menos cuando estoy aquí. Y esa sensación de tristeza, ese paréntesis... ¡Qué vivo y cierto tal y como lo cuentas! Gracias
Un beso
nocheinfinita ha dicho que…
Feliz 2011, por partida doble.

Besos

noche
Butterflied ha dicho que…
Feliz Año Nuevo, Ico. Como siempre, me quedo encantada con tu forma de narrar las cosas...
emejota ha dicho que…
Es lo que hay querida, hay que j....con alegría, total con tristeza hace más daño al organismo.
Soy pesimista con alegría todos los fines de año, tras las uvas pienso algo así como "Veremos quien/es salimos este año del escenario. ¿Me tocará a mi? - Conviene estar preparada" Y en esas estamos, con alegría, siempre con alegría. Tu sin voz y otras como la menda con una costilla fisurada. Un fuerte abrazo.