Relaciones líquidas


El otro día vi una película que me gustó mucho “Tocar el cielo” al principio pensé que iba a ser la típica película argentina-española, sentimental y psicológica con tendencia a ser soporífera, pero era ya muy tarde, estaba muy cansada y decidí darle una oportunidad, de la cual no me arrepentí, porque, poco a poco me fui introduciéndome en la trama; acabando, finalmente, no sin lágrimas en los ojos, por alabar la consideración que el autor daba a las relaciones entre los personajes.

La historia ambientada entre Madrid y Buenos Aires trata sobre las distintos tipos de relaciones que se establecen entre las personas y que, muchas veces, son más amplias de lo que normalmente están codificadas. Así, aparecen hijos sin padres, mujeres que quieren ser madres por encima de todo, hombres que buscan padres, amigos que se quieren como amantes, maridos que son como amigos, mujeres que buscan amantes, relaciones fluidas y entrañables entre cada uno de los personajes.

Esta película, que recomiendo, me ha hecho pensar, (después de leer algunos post de Alson, yo misma, donde toca el tema, abiertamente una y de manera soslayada la otra,) si no son excesivamente inflexibles, las maneras en que, a veces, mantenemos relaciones con el resto. Si estamos de acuerdo, en que la amistad y el amor es líquido y fluido, sin límites ni medidas, por qué nos empeñamos en acotarlo en espacio y límites formales que nada tienen que ver con su naturaleza.

Pienso, si no es el miedo a la libertad, (considerando que éstas finaliza donde empieza el respeto y el daño a la otra persona) lo que nos lleva, muchas veces, a aceptar vínculos afectivos demasiado estrechos para nuestras miras.

Y si, nos basamos en que la historia de la relación familiar prexistente, al menos desde la época moderna, ha estado auspiciada por el poder como elemento de producción económica, es decir, una madre que se encargaría de criar a los hijos y un padre encargado de trabajar para el resto, debemos convenir que esta relación económica ha variado sensiblemente, ahora ambos salen a trabajar, apenas se crian hijos o la escuela son las nuevas guarderías por muchas horas. Pero, si esto ha cambiado, no lo ha hecho en igual medida, las relaciones familiares que han continuado en esencia con los mismos principios de: monogamia, exclusivismo y propiedad, produciéndose sólo cambios a nivel formal; es decir, (familias monoparental, homosexuales). Pero no en su verdadera esencia.

Esto me lleva a pensar si han sido las relaciones sexuales y no amatorias las que nos ha llevan a crear vínculos de unión. Sino pensemos en las muchas parejas que se separan cuando ya no hay enamoramiento o deseo sexual, pero si amor, ternura, respeto y buena convivencia. ¿Por qué deben separarse si el resto funciona bien? ¿No estamos sobrevalorando el sexo como fundamento de una relación? ¿Por qué no se puede amar a dos o tres personas a la vez o establecer otro tipo de convivencia? ¿Por qué escondemos nuestra necesidad de amar fuera del matrimonio? ¿Por qué no convivir tres personas que se aman?¿ Por qué tanto miedo a establecer vínculos de amor separado del sexo? ¿Por qué esa condena a quien goza de buena salud y tiene varios amantes? ¿No estaremos llamando amor cuando queremos decir sexo?


Pintura: Alegría de vivir de Matisse

Comentarios

Alson ha dicho que…
Querida, has dado en el clavo.
1. Es más fácil manejarnos si nos convencen que la relación es unilateral y cerrada.
2. Funciona este mensaje porque se nos fomenta la necesidad de sentirnos Exclusivos.
3. El amor y el sexo son COMPLEMENTARIOS no sinónimos.
4. El ser humano tiene muchas mas formas de relacionarse y poco a poco las va viviendo sencillamente.
Así pues: aprendamos a amar y dejemos el sexo para las ocasiones.
Exitus ha dicho que…
por inseguridad... siempre tendemos a "comparanos" cuando aparece otra persona en escena .. y en lugar de valorar los + potenciamos los - Si estuvieramos seguras de quién somos y que nos aman por serlo recisamente.. no sé.. no sé... pienso en alto... ¿Comó sigues?
Ter_Cera ha dicho que…
Ico, me pregunto, por poner los pieses en el suelo, qué pasa con el amor, la ternura, la buena convivencia cuando uno de los dos miembros empieza una relación de enamoramiento (si les pasa a los dos no hay duda de lo que ocurrirá). No creo que el problema sea el sexo, creo que lo que se quiebra o se desgasta es la ilusión. Y aquí "moralistas, catequistas y terapeutas de pareja" dirán que eso no tiene porque ocurrir si existe un “proyecto de vida conjunto”. Y eso es válido hasta que “el proyecto” se asemeja más a un “plan de pensiones” que a un desafío y reto constante. Creo que lo primero que huye de una relación no es el cuerpo, sino la fantasía.
Y esto no significa que no se pueda seguir amando, claro que se puede, y se pueden (y se deben) inventar nuevas formas de convivencia. Cuando lo que se aman son personas una acaba cenando en su cumpleaños con un harén (entiéndase como conjunto de personas que se ha amado y se ama) bien avenido. No creo que las fórmulas tradicionales sirvan para vidas que duran el doble, para mujeres que no aspiran a criar unos hijos como objetivo fundamental de sus vidas, ni en general para relaciones que no se fundamentan en contratos prácticos sino en sentimientos, mutables y efímeros por naturaleza.
Ter_Cera ha dicho que…
Alson... no sé como decirte que la conclusión no se deriva necesaiamente de las premisas.
Je.. define ocasiones
Bur ha dicho que…
Ico,
yo creo que hay que mirar y aprender más de los bonobos :))
alejandra ha dicho que…
Ico, no te voy a quitar tu parte de razón, que indudablemente la tienes. Pero no sé si por mi juventu, por mi idealismo o por... quizás siga creyendo en cuentos... No sé.
No creo que el amor se pueda simplificar en compañeros de piso... quizás compañeros de viaje, pero no de piso. Creo que es posible amar, superando etapas y momentos, y por el momento, me gusta la palabra fidelidad, intento ser fiel a mis principios, y puedo ser fiel a la persona que elijo para compartir mi viaje. Entiendo la fidelidad como respeto, y a no ser que exista un pacto entre ambas personas, estando ambas de acuerdo y en igualdad de condiciones, este respeto se pierde con el engaño y la mentira.
Pero seguro veré esta noche la pelí... estaba por ver la de mamuth (creo que se escribe así) pero veré esta, y si finalmente hace cambiar mi perspectiva... ya te diré.
Lena de mar ha dicho que…
Interesantísimo tema para el debate, Ico: yo creo que el amor es inconmensurable, por tanto, no se puede ni medir, ni controlar, ni dividir, ni comparar... el amor es un estallido y se manifiesta de múltiples maneras: apasionadamente, a veces, otras de forma más tierna y serena... y la sexualidad nos permite gozar, pues la sexualidad es placentera, divertida, saludable!!! si conseguimos una sexualidad gratificante con la persona (o personas, según sea el caso) que amamos eso ya es maravilloso!! eso sí, seguimos repitiendo pautas patriarcales con otros modelos más abiertos, todavía no se han inventado formas realmente novedosas en las relaciones (indistintamente de la opción afectiva-sexual). Yo creo que no se le pueden poner puertas al campo (léase "campo" como "amor"). Hay que vivir y dejarse llevar, algo muy sencillo y muy difícil de conseguir a la vez.

Bueno, ya he soltado mi rollo, jejejeje

Abracitos salinos
Lena de mar ha dicho que…
Ah y por cierto, tomo nota de la peli, gracias por la recomendación. El título del post me recuerda a Zigmunt Bauman y el concepto de modernidad líquida.

Más abracitos.
yo misma ha dicho que…
Pues como hablas de libertad..al final la clave está en ella..en el tipo de relación que se cree..en el caso de mi post es una de esas relaciones..¿al uso?sí..se acaba el amor y persiste el cariño..pero la vida debe seguir..para ello es complicado sin separarse..por desgracia a pesar del respeto por la decisión de la otra persona siempre hay uno que sufre más..y el otro probablemente querría rehacer antes su vida..alguien sufriría viéndolo..¿a dónde les llevaría? pues a la mala relación que hoy no tienen, probablemente la estén salvando..no la sexual..sino la amatoria..que perdurará aunque no sea en el mismo hogar..si hiciesen las cosas de otra manera también sería lo correcto..porque la decisión la toman desde ese amor que todavía les queda..y sí..el sexo es determinante para según qué tipo de relación..pero no es el que crea el vínculo de unión..eso sólo lo hace el amor..y yo soy amante de muchos(no tantos)..pero sólo me acuesto con una..que ahora mismo dice que si fuese el sexo el vínculo nosotras ya hace tiempo que no lo tendríamos..hay que fastidiarse!!jaja..todo mentira..no, en serio, no creo que estemos tan mediatizados culturalmente..cada uno decide las relaciones que crea..y como dice Alson..lo importante es el respeto..allí donde empieza la libertad del otro..por suerte la diversidad también ha entrado en los modelos de relación..yo sí lo creo..y nada, que me estoy pasando..sólo decir que la peli es una maravilla..y que no coincido en tu definición de la "típica peli argentina española" ..dale una oportunidad..la dos últimamente nos ofrece muy buen cine..las irás viendo con mejores ojos. Y en cuanto a las relaciones a varias bandas, recomiendo "castillos de cartón", de almudena grandes..fácil de leer..y de entender. un saludo,ico..en el próximo comentario intentaré hacerlo con un monosílabo..para compensar..
Pena Mexicana ha dicho que…
Tu post me ha hecho recordar que cuando me descubrí como lesbiana me sentí muy liberada porque me di cuenta de pronto que al no ser heterosexual desde mi lógica ya no tenía que regirme por las reglas del mundo hetero: esperar a que un hombre tomara la iniciativa conmigo y desempeñar el rol que la sociedad tenía establecido para mí como mujer. Como no veo la vida en blanco y negro, tampoco me apetecía tomar el rol del hombre... ¿qué quedaba? inventarme una forma de ir por la vida que me dejara satisfecha y me hiciera sentir coherente conmigo misma.
Encontrar a alguien con quien compartir mi vida en esos términos no fue fácil. Aunque en la actualidad pareciera que mi güera y yo llevamos una vida muy convencional, lo cierto es que tenemos una relación única que nos deja satisfechas a las dos y que tiene ajustes día con día para que no se desgaste y siga viva.
Creo que el sueño del feminismo en este contexto en que vivimos, debería ser ese: que cada mujer pueda vivir su vida según su criterio sin tener que ajustarse a reglas arcaicas acerca de con quién cúando, dónde y cómo se acuesta y si se enamora o no de hombres o mujeres o si prefiere vivir en solitario o en definitiva, lo que sea que la deje satisfecha sin tener que estar ajustándose a patrones preestablecidos si no lo desea, sin que eso genere críticas y juicios externos...

P.D. Me encanta cómo has dejado tu blog, un buen cambio ;)
La Maga ha dicho que…
Esto me lleva a pensar si han sido las relaciones sexuales y no amatorias las que nos ha llevan a crear vínculos de unión. Sino pensemos en las muchas parejas que se separan cuando ya no hay enamoramiento o deseo sexual, pero si amor, ternura, respeto y buena convivencia. ¿Por qué deben separarse si el resto funciona bien? ¿No estamos sobrevalorando el sexo como fundamento de una relación? ¿Por qué no se puede amar a dos o tres personas a la vez o establecer otro tipo de convivencia? ¿Por qué escondemos nuestra necesidad de amar fuera del matrimonio? ¿Por qué no convivir tres personas que se aman?¿ Por qué tanto miedo a establecer vínculos de amor separado del sexo? ¿Por qué esa condena a quien goza de buena salud y tiene varios amantes? ¿No estaremos llamando amor cuando queremos decir sexo?
-----------------
¡Qué buen post!

Mi experiencia reciente, es amar a dos mujeres al mismo tiempo y establecer una convivencia desde hace dos años. ¿Poliamor? Tal vez. Y nada tiene que ver con el sexo. Convivimos las tres, extraño, raro, desusado ¿polémico? Un fuerte vínculo que nos satisface, nos hace plena, complejas y completas en nosotras mismas.

Un abrazo, hermosa.
emejota ha dicho que…
Tus interrogantes son muy razonables. Pero todo depende de la circunstancia, de la genética, de la cultura y de la capacidad de permeabilización de cada indivíduo. Además la edad resulta vital en estas cuestiones.
Esto convencida que las personas imaginativas se organizan conforme a sus gustos y necesidades con la mayor de las prudencias. Al fin y al cabo, a nadie debería importar esa parcela de las vidas de los demás. Aunque desgraciadamente la falta de evolución social y el morbo individual no lo entienda. Un abrazo.
Begoña Leonardo ha dicho que…
creo que vi un poco de la película anoche, y la verdad me dormí. Me alegra que cuentes esto porque así cuando vuelva a tener la oportunidad le prestaré atención. Particularmente no soy nada convencional con respecto a mis relaciones y opino que lo peor que puede darse es el corsé que nos ponemos nosotros mismos, hay tantas formas de amar como de pensar y ahí esta la gracia...

besitos.
Belén ha dicho que…
Qué rabia! Una amiga mía la vio y le gustó mucho, y la pilló de casualidad :)

Besicos
Alson ha dicho que…
Ocasiones: Oportunidades que se ofrecen para ejecutar o conseguir algo.(RAE)
La vida es increible, no permitamos que nos "sugieran" limitarla...
Ariadna ha dicho que…
Hola Ico

Interesante reflexión con la que coincido en muchos puntos, a pesar de que soy incapaz de vivir de otra forma. Desgraciadamente la educación y la sociedad a veces pesan demasiado... aunque nunca es tarde para empezar a vivir de otro modo, no? tal vez hoy empiece

Besos
Ras Zurda ha dicho que…
En esto, como en tantas cosas, andamos en una época de transición. Yo creo que caminamos hacia donde tú te preguntas pero tiempo al tiempo, ya iremos viendo.
TARA ha dicho que…
Buen posto Ico!

Yo creo que cuesta cambiar los modelos, pero esto y bastante de acuerdo con muchas de tus preguntas, lo que pasa que es cierto que todavia no estamos preparados para entender diferentes formas de relaciones. Yo personalmente creo que hay que evolucionar, y el camino pienso que esta dirigido a donde tu lo encaminas. Sin dejar de lado que el respeto es fundamental y habra quien no comparta ese tipo de relación y entonces utilizara otros modelos igual de validos, dependiendo de quien los use... Para gustos si hicieron los colores.


Besos
Minombresabeahierba ha dicho que…
Creo que el deso sexual se confunde ..o se lo llama para confundir con amor.

La agradable compañía, una buen charla, me suele dar satisfacción y excitación, más que unas buenas curvas.

Y además creo que ambos quedamos con un sentimiento más completo al fianl.

Besotes