Las mujeres de la casa azul



Te gustaría conocerla, lo sé. ¿Que por qué lo sé? Porque a todos nos gustaría conocer a alguien así antes de morir. Yo misma, antes de conocerla creí que no era posible que existiera alguien así. Te lo aseguro, no, al menos, en este mundo real. Sí la pude rozar en esa dama blanca inalcanzable de las viejas novelas decimonónicas.
Pero no te equivoques ella no es una mujer inventada o idealizada, ella existe. Yo también hubiese dicho que no existían, sólo por el hecho de no haber conocido nunca a ninguna, pero eso sólo demuestra lo contagiado que había estado mi corazón a la inocencia. Como el tuyo, como el de casi todos, salvo el de algunos seres blancos como ella.
La mujer de la casa azul vino a mi vida como llegan los seres alados, por esporas para quedarse definitivamente.
M y yo nos enamoramos al unísono de ella, pero un amor inútil, sin deseo, construido de admiración y de sorpresa. Cómo se puede ser tan cándida y pertenecer a este mundo, nos preguntábamos. Pero no podía ser de otra manera, porque era ella la inocencia personificada, el corazón sin mácula.
Nosotras volvíamos de viaje y ella había pasado todas las navidades arreglando la Casa azul, y ella, que es la alegría personificada, parecía un tanto cansada del esfuerzo . Entonces le dije que teníamos que hacer algo, convocar a las amigas, hacer un encuentro. Con el entusiasmo que le es propio se puso allí mismo manos a la obra y comenzó a mandar msm a todas las personas conocidas. Entre risas y bromas envió un msm a cualquier mujer sola o en compañía. Nos reíamos de su ocurrencia, tráete alguna amiga soltera, decía el mensaje. Luego me miraba con los ojos muy abierto. ¿Estará bien poner esto?. Yo, maliciosa reía por dentro y le mentía. Sí, sí está muy bien. No se enfadará alguien por esto? Si se enfadan que no venga, así sólo vendrán los mejores, le respondía. Y un día nos reunimos las que aceptarmos la invitación en la casa azul.
Y así fue como empezó el encuentro mujeres en la casa azul, que ha pasado a formar parte de un proyecto de mujeres en torno a un libro. Cada mes un libro, una excusa, una posibilidad de encuentro, allí debatimos, charlamos, reímos, comemos y nos conocemos. La casa está abierta para todas, y a algún hombre sensible también. ¿ Quieres entrar? Esta es tu casa.

Imagen: Las mujeres no son azul y el mundo no está al revés de Frecia Zavaleta.

Comentarios

alfaro ha dicho que…
Creo que los amores inútiles son los mejores, por lo gratuitos que son, son sin duda los que no se acaban.
Ahora entraré en la casa.
Magah ha dicho que…
Gracias por la invitación Ico!
Ya he pasado por la casa azul alentada a que en ella se encuentre algo de tu espiritu!

Abrazos.
morgana ha dicho que…
Mmmmmmm qué iniciativa más interesante...
El Drac ha dicho que…
¡¡Síííí!!!yo quiero ir, yo quiero, yo quiero,... ¿para hacer un quéééé??? :(
maslama ha dicho que…
así, de esta manera intensa y casual, se construyen los momentos que marcan nuestras vidas.. ¿quizá puedo participar? sería un honor

besos,
Anónimo ha dicho que…
Me viene lejos, pero os seguiré de cerca.
Pena Mexicana ha dicho que…
Seguramente lo disfrutarán muchísimo... es una pena estar tan lejos :)
besos
Anónimo ha dicho que…
bueno como no veo el tablon donde poder poner el titulo del relato que quiero que escribas te lo mando aqui y no uno sino varios .
"Chantaje a la Francesa" "No puedo vivir sin ellas" "Mejor te vas tu y yo me quedo "(no me funcionan las tildes jajajaja. Se despide "la Otra".
without ha dicho que…
Suena a fruta prohibida, aunque en este caso no es roja...

Besos
pecado ha dicho que…
Encantada con tu invitación, una casa con el color de nuestro planeta...naturalmente femenina.
mjt ha dicho que…
Magnífica idea de la Casa Azul. Te vengo leyendo comentarios desde hace tiempo pero solo ahora he encontrado un rato para visitar tu blog, que me ha agradado mucho, de modo que te voy a seguir.
Curioso, me siento atraida por un alto nº de profesor@s, será cierto eso de "dios los cria..." porque soy ex-profe, pero el instinto permanece. Un abrazo.
Tantaria ha dicho que…
Pues tienes suerte de compartir tu vida con una mujer tan increíble ;-).A veces,las cosas buenas pasan,y,también a veces,las personas no se contaminan. Y lo de la casa azul,una idea genial.Qué envidia!Dan muchas ganas de visitar ese lugar y quedarse,mínimo,para siempre.Besotes profe!
Anónimo ha dicho que…
pues a mi me parece algo irreal según lo pintas, demasiado rosa, diría yo, rosa pastelosa
Anónimo ha dicho que…
Me encanta esta iniciativa. Felicidades, prometo que volveré por aquí.
¿Alguien sabe como quitarse un dolor en el corazón por una relación rota?.