Con la casa a cuestas o botones de cuatro agujeros


De nuevo de mudanza. Quien me conoce sabe que soy un culo inquieto. Cambio de casa, como media, una vez al año. Falta un pelo, como dice una amiga venezolana, para que los del camión de mudanzas y yo nos hagamos colegas. Qué le vamos a hacer, tengo esta pequeña manía. Es mi manera de despistar a la rutina o de dar cabida a mi necesidad de cambio. Así que ando liada, entre cajas y polvo.

Una mudanza puede ser una tortura para algunos, para mí es una parte imprescindible de mi vida, un cambio de ciclo, un comienzo de algo nuevo. Sin embargo, es irremediable cierta dosis de nostalgia. Entre tantas cosas inútiles que guardamos siempre aparece algún recuerdo olvidado. ¿Guardamos las cosas para guardar los recuerdos?

Tardo más de lo necesario en vaciar las estarías de libros, miro las portadas y le sacudo el polvo. Pero hay algunos que dejo para el final, por si les echo un vistazo a última hora, por lo que voy haciendo, para asombro de Mimi, otra pequeña estantería de libros escogidos que me llevaré el último día. Casi siempre es de poesía o de algunos libros preciados que me resisto a encerrar en cajas.

Poco a poco la casa comienza a ser un caos, y yo sigo detenida en las cosas que me resisto a tirar, como esa caja de casetes de hace veinte años. Releo alguna carta antigua de un amor olvidado. Finalmente las tiro todas, pero me guardo alguna que debería haber devuelto, a una antigua profesora, quizá un día lo haga, aunque ya nadie escribe cartas.

En el fondo de la gaveta, Eureka, encuentro un botón de cuatro agujeros. Y es que no lo he dicho, pero como toda buena neurótica, tengo ciertas dosis de superstición. Y este encuentro nimio me llena de alegría. Un botón con cuatro ajeros da buena suerte. Continuo cepillo en mano mientras hago cajas y más cajas, y voy escuchando música que tenía olvidada. Mimi mira mi forma peculiar de llenar las cajas escogiendo lo que me resisto a guardar para el final. No se resiste al comentario.

- Cómo eres tan desordenada…la mudanza te sirve para oír música que no sabías ni donde estaba.

Cierto. Ya debo andar sorteando los obstáculos por la casa, alguna amiga se acerca y dice:

- ¿pero ustedes alguna vez van a vivir de una manera normal?

De nuevo un botón. Salgo a pasear a los perros al descampado y como paso la mayor parte del tiempo mirando al suelo en mis cavilaciones. Eureka de nuevo un botón. Y mira que es raro encontrar un botón donde sólo hay julagas y veroles. Lo meto en mi bolsillo y vuelvo más contenta que unas pascuas a casa. Le enseño el bolso lleno de botones de cuatro agujeros a Mimi

- Mira - le digo.

- ¿Qué te ha dado ahora por los botones?

Sonrío.


Comentarios

morgana ha dicho que…
Dos botones de una sola tirada?? Desde luego que es buena suerte. Y sí, es verdad, en medio de ese caos se te lee muy serena.

Besos, Ico.
sempiterna ha dicho que…
Bueno, bueno, bueno. El otro día me agaché a coger una ficha de parchís que había en la calle. Pero luego, unas horas más tarde, me encontré también un botón de 4 agujeros. En principio no sabía lo de la buena suerte. No lo recogí... pero qué les pasa a los botones!!

Lo de la mudanza. Loable. Me encantaría hacerlo. Cerrar páginas, la ilusión de empezar de nuevo... y sí, encontrar cosas de las que no te acordabas ya. Siempre hay alguna caja (les pongo número y letra), que es el saco sin fondo, las cosas que no están ordenadas, que son pequeños montoncitos de cosas para recordar y que no tendrán orden vayan donde vayan... malditas hipotecas que te anclan... en fin, buena suerte con el cambio. Ya nos contarás.

Beso.
Isidora Rufete ha dicho que…
Curiosa superstición la tuya, Ico, siempre he dicho que tiene algo de la vena de los Rufetes...ya sabes lo que significa eso.El creador de mi personaje describía esta superstición en Fortunata y Jacinta:
"En esto Mauricia se inclinó bruscamente y recogió del suelo un objeto pequeño.Era un botón.
-Buen agüero, mira-dijo mostrándoselo a Fortunata-. Señal de que vas a ser dichosa...
...Cuando una se encuentra un botón quiere decirse que a una le va a pasar algo. Si el botón es como éste, blanco y con cuatro ujeritos,buena señal; pero si es negro y con tres, mala"...
Así que Ico, muy buena suerte para ti y los botones de tres "ujeritos",déjalos atrás.
Por cierto, a mi las mudanzas me matan. BESOS
without ha dicho que…
Quizás sea mejor encontrarse con monedas. Y de la mudanza, a mí me dan pereza.

Besos
Nefer ha dicho que…
Uff, pues a mí no me gustan mucho las mudanzas, la verdad. Pero cuando hay que hacerlas pues se hacen...Sabes Ico? me ha venido a la mente la canción de Tontxu "corazón de mudanza" al leerte. Aunque espero que tus mudanzas sean siempre por motivos alegres.
Besos
Lena ha dicho que…
No sé si los botones dan buena suerte, pero a mí me gustan más los de 4 agujeros que los de 2.

A mí me pone loca mudarme... una vez al año! me da un patatús. Es lo que he hecho estos últimos 4 años, ahora necesito establecerme un tiempecito más alrgo en algún lugar
dintel ha dicho que…
Siempre puedes pensar que un botón de dos agujeros es uno de cuatro que tiene dos de mudanzas... Ejem.
mitocondria ha dicho que…
Me consta lo que escribes PROFESORA CHIFLADA, creo que vas por la octava casa en 5 años jeje,asi eres tu, nada convencional.
Ico ha dicho que…
No me descubras mitocodria.. gracias Isidora por recordarme lo que leí un día... ya sabía yo que no me lo inventaba. Lo de cambiar es una actitud, un ansia de mejora...siempre es para mejor Nefer,y así, mientras, voy conociendo este mundo ancho y ajeno. Transtornos los justos, voy ya por seis botones, cuatro blancos y dos negros.
Anónimo ha dicho que…
Buscando que significa encontrar botones me topé con éste blog. Ja ja, parece que alguien escribiera sobre mi vida. Mis primeros 11 años de casada viví siempre en la misma casa, mientras le decía a mi esposo que me encantaban las mudanzas de casa...se lo tomó muy a pecho y desde el 98 a este 2009 llevo 12 mudanzas de las cuales 5 internacionales.Soy toda una experta, y lo bueno es que uno nunca junta cosas, se va deshaciendo de cosas inútiles, y ya a ésta altura tenemos un kit de mudanza, sólo lo necesario.Ahora esperamos que nos salga una sola mudanza más que nos devuelva a nuestro país y nuestra casa. En total a lo largo de mi vida llevo 16 mudanzas,sin contar la casa en que nací.
Y lo otro de los botones, ojalá sea cierto ya que desde hace más de una semana encuentro botones en mi casa que no sé de donde son, quizá está llegando mi mudanza esperada.
suerte!
Mariella ahora en Puerto Rico