Yo no soy esa



Solo la enfermedad y la muerte han podido doblegar a esta mujer. Hoy, siete de abril, la estrella del jardín, se apagó, pero seguirá iluminando para todos los que su música nos hizo soñar un día. Esperando que las nuevas generaciones no echen en el olvido a una artista de este calibre, que sin saberlo fue el icono de tantas mujeres que tuvieron que luchar en una época de represión donde se debía ocultar la condición sexual.

Mari Trini aún supo conservar su intimidad pese a todos, aunque fuera tantas veces olvidada,quizá por esto mismo; por eso, por su exquisita voz, porque es de bien ser agradecidos a quien nos dio tantos buenos momentos con tantas hermosas canciones "amores" "cuando me acaricias"...

Porque es de justo hacer justicia, valga este humilde homenaje una de las grandes, que escribía sus propias canciones y que nunca claudicó ni se doblegó a las normas impuestas, que luchó hasta el fin, en una época donde ser uno mismo estaba prohibido y mal visto, y aún así, ella indómita e indoblegable, entre líneas reivindicaba en sus letras y en sus canciones quien era.

Comentarios

mitocondria ha dicho que…
Firmo el homenaje, sus canciones no se olvidan.