La princesa Ico


Cuenta la leyenda que cuando fue el tiempo del reinado de Guadarfía, hijo de la princesa Ico, éste fue puesto en cuestión por los demás opositores del reino. Esto fue debido a que se dudaba de la ascendencia real de Ico, ya que ésta era de de tez blanca y ojos claros, algo extremadamente raro entre los guanches. Al parecer Ico había sido fruto de la relación de la reina Faina y de un marinero español, quien estuvo en Lanzarote unos meses, hospedado por el rey Zonzamas. No hay acuerdo en este aspecto. Algunos dicen que Zonzamas consintió esta relación como muestra de amistad y cordialidad, y otros que la reina Fayna fue violada por el capitán español. ¿Pero si la reina fue cedida como “presente” por Zonzamas, por qué se cuestiona luego su ascendencia? La autora tiende a pensar que Fayna se fue gustosamente con el capitán español, naciendo de esta relación Ico, símbolo de la unión de dos pueblos. Teoría que enlazaría con hipótesis más que cierta de que existía un matriarcado entre el pueblo guanche. La historia sigue de esta forma. El consejo de sabios decide que para resolver el litigio se haría pasar a Ico por una prueba, si la superaba y ésta salía con vida se demostraría su realeza. La prueba consistía en que ella y dos doncellas más serían introducidas en una cueva en donde se prendería fuego a la entrada y ésta se cerraría a su vez con hojas de palma. La princesa aceptó la prueba. Su historia hubiese sido otra si su anciana comadrona no la hubiese visitado aquella noche. Ésta le dijo entre susurros lo que debía hacer, tendría que llevar escondido entre las prendas una esponja marina empapada en agua y respirar a través ella mientras permaneciera en la cueva. Al día siguiente todo el pueblo se congregó para ver como Ico y dos de sus damas entraban en la cueva. Los hombres del consejo avivaron el fuego echando el humo dentro y cerraron la entrada con hojas de palmera. En el interior las toses de las mujeres se oyeron durante unos minutos. Cuando abrieron la cueva vieron a las dos damas tendidas en el suelo y a la princesa Ico que salía victoriosa.

Comentarios

Carol ha dicho que…
no es lo mismo tener la inforamcion apropiada que no tenerla. A veces es cuestion de vida o muerte !
bonita leyenda Guanche