Diario de la profesora chiflada


Viernes. Última hora de clase y última hora de lectiva. El ambiente está alborotado. Me ha costado hacerles entrar en la clase. Los alumnos adelantan el fin de semana al viernes por la tarde en la última hora, que es precisamente con el peor grupo.

- entramos o qué- les digo en la puerta a las remolona de la clase.

- Es que tenemos un problema, seño.

- Bueno, pues lo hablamos dentro.

- Es personal- responde una.

- Bueno, pues los problemas personales que esperen a la salida.

Mientras hablo con las alumnas, voy pensando que hoy no es un buen día para empezar con el sustantivo. Paso lista y mando a callar un par de veces.

- Bueno, como estamos todos muy cansados y es última hora, aprovechando que en el tema cuatro empezaremos con el diálogo formal e informal, vamos hacer un debate.

Regocijo generalizado. Les explico la diferencia entre el diálogo informal, lo que ellos hacen constantemente esté o no la profesora delante, lo entendieron bien; y el diálogo formal; la entrevista y el debate que impone un orden y unas reglas. Les pido ideas para iniciar el debate. El tema elegido por mayoría absoluta: el sexo. Lanzo la primera pregunta del debate.

- ¿Se debe esperar a conocer a una persona para practicar el sexo o no?- todo el mundo opina, ¿han entendido las normas de un debate?- Manos alzadas por favor, y respetando el turno de los compañeros.

Acalorada discusión, el 90% cree que no, si ambos se conocen y es un tipo legal, el 10% restante cree que es bueno esperar al menos seis meses, por eso de que los chicos no piensen que somos unas fáciles. Me contengo, soy la moderadora y no debo opinar. Un detalle, las que más opinan son las chicas y lo hacen hablando desde su experiencia.

Por lo que, observando que la mayoría de los alumnos de tercero tienen entre catorce y quince años, se deduce que la práctica del sexo cada vez se produce antes; y además, que son las mujeres las más avispadas y las que más lo practican. Al menos en estas edades.

Tema que me ha sacado de mis casillas: “la virginidad” he tenido que dejar el papel de moderadora para amenazar con subirme a la mesa y tirarme de cabeza.

- A ver… relajense…señores que en pleno siglo XXI todavía estemos dándole importancia a la virginidad, a ver.. a ver.. pero si mi abuela pensaba como ustedes- risas- una cosa es que quieras empezar con alguien a quien quieras, pero, no le demos esa importancia moral.

- es que duele- dice una.

- pero si tu ya no eres virgen.- contesta su compañera.

Risas, si no corto, la clase se me desmadra. Temas siguientes: preservativos, todos los usan, si un día se les olvida: sexo oral. Parece que los integrantes de las estadísticas, que nos dan el premio por ser la tasa más alta de toda España en adolescente embarazadas, no están en mi instituto. Tema siguiente: Prototipo sexual femenino/masculino: Brad Pitt y Angelina Jolie.

- A mi me gustan pequeños y con mucho pecho. –Esto lo dice Verónica.

- Claro, porque tú eres lesbiana- le contesta Patricia, fila última, grupo “habladoras”

- claro, soy lesbiana.

-Ah, como dijiste “ pequeños”.

- Bueno, tema siguiente, se acepta bien la homosexualidad, se acepta mejor en los hombres o en las mujeres.

La mayoría de los chicos piensan que se acepta mejor en las mujeres y las chicas piensan que se acepta mejor en los hombres. Quedan dos minutos para que toque el timbre. En ese instinto que les caracteriza, algunos ya huelen la salida y el debate se da por finalizado. La campana salvadora. Dos chicas se acercan a mi mesa.

- Seño, yo soy bisexual.

- Ah- le respondo- pues muy bien, así tienes el campo de las posibilidades más abierto.

Por fin para mi también llega el fin de semana.

Comentarios

sempiterna ha dicho que…
Jajaja, los debates en clase son más distendidos, pero no creo que más fáciles que dar el sustantivo. Y fíjate, parece que las cosas cambian, pero no tanto. Recuerdo ese tipo de debates y hablamos de 13 ó 14 años que yo era alumna y opinábamos sobre eso, y bueno, me he visto reflejada en el escenario que tenías montado.

Lo que sí me ha sorprendido es esa normalidad y cotidianeidad a la que parece que se llega con el tema de la homosexualidad o bisexualidad, parece que empezamos a vivir en el siglo XXI, no?
Anónimo ha dicho que…
Sí, la verdad es que los chiquillos te sorprenden. Debe ser que como yo les hablo con tanta naturalidad responden igual.Ellos ya lo viven como algo muy normalizado. Creo que en 20 años no se plantearan este dilema homo-bi y ni siquiera se preguntará por la condición sexual de nadie. En España las leyes van por delante de las sociedad...todavía hay mucho que hacer para igualarnos con ella.
Anónimo ha dicho que…
Te faltó un pequeño detalle: el sustantivo. Lamentablemente con la LOGSE Y LOE hacen de padres y de madres y bajan el nivel de los chiquillos. No se olvide usted del sustantivo señora
Anónimo ha dicho que…
Que fácil lo pones todo , la realidad es bien distinta y tú lo sabes , no nos trates de engañar....
Ico ha dicho que…
¿Qué es lo que distinto? Me gustaría que especificaras.. relato mis impresiones según mis experiencias... claro que cada impresión depende del bagaje de cada uno y de cómo lleve uno cargado la mochila de las emociones y cómo nuestro cerebrocódifique la información recibida ... afortunadamente una misma experiencia nunca será recibida igual para dos personas....